¿A qué sabe el otoño?

Soutelo repartió 250 menús de setas y Cruces asó 300 kilos de castañas pese a la competencia en Dozón


a estrada, lalín / la voz

Setas y castañas son, sin discusión, dos de los sabores de otoño típicos de la comarca. Cada uno tiene una legión de adeptos y una fiesta gastronómica propia por lo menos. Ayer coincidían tres. La Festa dos Cogumelos invitaba a degustar menú completo de setas en Soutelo de Montes, la Feira da Castaña de Cruces ofrecía castañas y vino gratis como viene haciendo desde hace 27 años y Dozón contraatacaba con una Festa da Castaña que se estrenaba este año con vocación de continuidad y convocatoria personalizada. Los propios concejales contactaron puerta a puerta con los vecinos para elaborar la lista de asistentes.

Pese al mal tiempo y a la triple convocatoria, no hubo queja por la respuesta, aunque en Soutelo de Montes la afluencia cayó respecto a la edición del 2017. El año pasado se sirvieron 400 menús de setas. Este año fueron 250. Desde la organización apuntan que la supresión de la habitual ruta de BTT -que este año no se celebró por el escaso margen de tiempo para dar cumplimiento a las nuevas exigencias normativas- supuso la pérdida de al menos un centenar de comensales. Los asistentes repitieron cuantas veces quisieron empanada, setas con jabalí y arroz y, sobre todo, los exquisitos callos preparados por Rocío Sieiro, Yolanda Vilar y Marisol Gutiérrez, que ya son un clásico de la Festa dos Cogumelos. En la ruta de senderismo previa abrieron el apetito una treintena de vecinos y en el mercadillo paralelo de productos de otoño catorce puestos ofrecieron desde marroquinería a conservas ecológicas. En el concurso de cestas de setas hubo creaciones con forma de torre, con cruceiros y hasta con la familia de Peppa Pig al completo. Se impusieron Leonardo Soares en la categoría de adultos y Hugo Gulías y Adrián Miranda entre los niños. El premio a la mejor cesta de productos de la tierra fue para Isabel Camba, una de las filloeiras oficiales del evento.

La asociación organizadora, O can de San Roque, no tendrá tiempo de curar la resaca de setas. El próximo sábado, dentro del programa Depo en marcha, organiza una excursión a Cangas, Hío y Cabo Udra.

Mientras en Soutelo se rendía homenaje gastronómico a las setas, en Vila de Cruces y Dozón se asaban castañas a destajo. En Cruces la lluvia respetó la veterana Feira da Castaña, por la que pasaron más de medio millar de personas que dieron buena cuenta del vino y de los 300 kilos de castañas asadas que se repartieron gratis.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

¿A qué sabe el otoño?