A Gandareira se vistió de tiros largos

Casi un millar de personas asistió a la fiesta de inauguración del remodelado campo de fútbol


lalín / la voz

A Gandareira lució ayer su nuevo traje de gala en una concurrida fiesta de inauguración con la asistencia de casi un millar de personas. Las gradas del remozado campo de fútbol de A Bandeira se quedaron pequeñas, con sus cuatrocientas plazas de capacidad. Tocaba exprimir al máximo los espacios, con numeroso público diseminado también en torno al césped. Concluían con este acto, donde no faltó ni la música ni el baile ni las exhibiciones deportivas, dos años de obras para ejecutar un proyecto en dos fases que no solo permitió modernizar el estadio sino también su urbanización exterior, con una inversión final de 1,3 millones de euros.

Hasta el tiempo respetó la celebración, pese a que el Concello decidió colocar una carpa ante la posibilidad de lluvias para acoger las actuaciones. Hasta A Bandeira acudía la presidenta de la Diputación, Carmela Silva, junto al diputado Carlos López Font, ya que la institución provincial financió el coste de las obras. Estaba buena parte de la corporación silledense, con el alcalde, Manuel Cuíña, al frente, además del regidor de Vila de Cruces, Jesús Otero. Un recorrido por la urbanización exterior abrió los actos, para después visitar la comitiva oficial los vestuarios y otras dependencias de A Gandareira.

El grupo de baile Máisquedanza, Fortín da Pomba y Xirandola protagonizaron las actuaciones, amenizando la Banda Recreativa e Cultural da Bandeira la llegada del público además del inicio de los actos y tocar el himno gallego tras el descubrimiento de la placa inaugural. La bandera que la cubría la retiraron la presidenta de la Diputación, el alcalde, el arquitecto, Abraham Castro, y Diego Brey, de la SD Bandeira.

Antes fueron los discursos oficiales, encargándose la concejala de Deportes, Ana Luisa González, de la presentación. Diego Brey aludió a que se veía la luz al final del túnel, pasándose de unas instalaciones deportivas precarias a unas extraordinarias y referente para la comarca. Agradeció a Concello y Diputación la inversión realizada, así como a la SD Silleda compartir el campo de Outeiriño durante el tiempo en que se ejecutaron las obras.

Carmela Silva se mostró emocionada para recalcar que «son unha convencida de que todas as persoas teñen que ter os mesmos dereitos e os mesmos servizos vivan onde vivan», recordando la insistencia del regidor para que se acometiese esa remodelación de A Gandareira. Afirmó que no se trata de una obra faraónica, con 1,3 millones de inversión, sino «unha obra imprescindible, necesaria, é o voso dereito». En esa línea también intervino Manuel Cuíña para recordar la lucha por conseguir ese equipamiento deportivo, sin ocultar alguna velada crítica al PP aunque sin pronunciar el nombre de esta formación por intentar causar daño.

El regidor resaltó el esfuerzo para rematar las obras cuanto antes, con plazo hasta enero, y que pudiese ser utilizada por la SD Bandeira. Anunció la pretensión de renovar el alumbrado de los campos de Laro y Lamela para la próxima temporada, además de recordar actuaciones en esos dos estadios. Directivos de los distintos clubes del municipios estuvieron presentes en una inauguración que se cerró con partidos de exhibición simultáneos de distintas categorías.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

A Gandareira se vistió de tiros largos