Una decena de colegios no llegan por ahora a 10 matrículas en 3 años

Ayer se cerró el plazo para reservar plaza de cara al próximo curso escolar


Lalín / la voz

Ayer se cerró el plazo para la reserva de plazas de cara al nuevo curso escolar para estudiantes de nuevo ingreso en los colegios de la zona. A falta de un recuento definitivo y los cambios que puedan darse de aquí al mes de septiembre, las sensaciones son buenas y el crecimiento de unos compensa el ligero descenso que se da en otros.

La distribución y las alegrías van por barrios. La saturación de algunos colegios de la zona, donde hay menos plazas que aspirantes, son la envidia de muchos de los del rural que acaban con el corazón en un puño esperando mantener o incluso aumentar la matrícula y pendientes de los pequeños que se puedan incorporar.

Los que sobran en un lado faltan en otro. Es una ecuación que se repite curso tras curso. En las comarcas de Deza y Tabeirós- Terra de Montes son alrededor de una decena los colegios que, por ahora, no llegan a diez escolares de tres años matriculados para el nuevo curso. Entre ellos, el colegio de Merza, en Vila de Cruces, que ayer de momento no sumaba ninguno. Este año escolar cuentan con dieciocho estudiantes. En el peor de los casos, de no llegar a incorporarse ninguno y que se fueran los dos que cursan sexto, seguirían contando con suficientes alumnos para sobrevivir.

El colegio Pío Cabanillas de Dozón sumaba por la mañana ya dos matriculados en tres años, aunque esperaban por la tarde una posible tercera matrícula en el colegio. Este curso suman 27 estudiantes, algunos más que los años anteriores. De sexto de Primaria tienen tres, así que las previsiones mantener más o menos el mismo número de cara al próximo año escolar.

En Forcarei, de momento tienen inscritos a cuatro o cinco alumnos de tres años, una cifra similar a los que va añadiendo de momento el colegio de Soutelo de Montes. Forcarei cuenta con diez de sexto y este año, el número de alumnos de tres años es de nueve. En el colegio de Oca, de momento, incorpora tres alumnos nuevos de tres años para el curso que viene y en Vea, entre cinco y seis, menos que otros años. En Oca también son menos, ya que el pasado curso entraron once de tres años, pero aún queda tiempo y en el rural como no hay problema de plazas, explican en los colegios de la zona, las familias no se dan mucha prisa.

En el colegio de O Foxo, en cambio, ayer ya tenían catorce de tres años apuntados. Crecen y ya solo contaban con cuatro plazas libres, en total en Infantil ya sumaban 40. El colegio de Piloño, en Cruces, ya sumaron algunas matrículas de tres años

En el colegio de Cercio se matricularon ya seis de tres años, en Vilatuxe son 10 nuevos ya de los más pequeños, lo que supone una mejoría y un crecimiento ya porque de sexto son siete los que se irían al instituto de aprobar todo.

En Agolada ya se inscribieron siete de tres años y se irían doce de sexto y en Rodeiro esperan a 17 de tres años, aunque de momento se matricularon quince. De cuarto de la ESO son nueve, por lo que el colegio también crecería en matrícula de cara al curso que viene.

El colegio de Prado, en Lalín, suma ya diez apuntados de tres años y otros diez son los que ya se inscribieron de tres años en el colegio de Vilatuxe.

La escuela infantil de Donramiro suma ya cuatro solicitudes de nuevo alumnado. Para el nuevo curso el grupo contaría con 16 escolares. En el colegio de Cerdedo, ayer también estaban contentos, sumaban nueve, frente a los tres o cuatro de otros años. El retorno de gallegos de Venezuela se nota en algunos centros, el centro de Cerdedo, por ejemplo, incorporará a dos alumnos que se trasladaron desde este país. En el Nosa Señora da Piedade de Vila de Cruces ya tienen 19 estudiantes apuntados de tres años para septiembre. El María Inmaculada de Silleda suma ya 25.

Centros con más aspirantes que plazas disponibles

Aunque las cifras definitivas pueden cambiar, algunos centros tendrán que echar mano de la baremación porque el número de candidatos es mayor que el de plazas. En el Manuel Rivero de tres años ya tenían 23 solicitudes. Son 25 disponibles, pero tres ser reservan a niños con necesidades especiales. Para cuatro y cinco años también hay más solicitudes que plazas y queda alguna vacante en cuarto y segundo de Primaria. El Golmar estaba ultimando el recuento pero creció de matrícula en tres años en esta convocatoria y contaba que podría tener lista de espera, ya que cubría y posiblemente superaba las tres unidades disponibles. En Silleda, en tres años había 38 solicitudes, 14 en el de A Bandeira, y alguno más en previsión. Son 40 en el Pérez Viondi de A Estrada, 46 en el de Figueiroa. En el Lourdes, en A Estrada, también tienen más solicitudes que plazas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Una decena de colegios no llegan por ahora a 10 matrículas en 3 años