El PP de Cruces aprueba el presupuesto con rechazo muy crítico de PSOE y BNG

La oposición no encuentra en los 3,8 millones medidas que frenen la despoblación


lalín / la voz

Vila de Cruces ya tiene presupuesto para 2018 aprobado. Lo sacó adelante el grupo del PP defendiendo los 3,82 millones de euros como proyecto que responde a las necesidades del municipio con crecimiento en algunos capítulos como las infraestructuras y desarrollo socioeconómico que destacó el regidor Jesús Otero con unas cifras equilibradas. La oposición hizo la lectura contraria. Radicalmente contraria y coincidiendo en muchas cuestiones y en el voto en contra.

La portavoz del PSOE, María del Carmen Silva, agudizó críticas históricas socialistas a la carencia de medidas de freno a la despoblación. Recordó que en diez años hay 1.500 vecinos menos pese al retorno de emigrantes y crecer el censo en la residencia. Consideró que el término fijar población «desapareceu da memoria da alcaldía, parece un obxectivo abandoado». Su crítica llegó a reconocer una cita justificando la pista de pádel pero usada «para o que interesa.

Sin cuestionar la necesidad de acciones en deporte y cultura señala que «esta ben pero non fixa población». Silva fue mucho más allá en los déficits que valora en el presupuesto. Déficits con partidas de 8.000 euros para agro, como abandono del sector agroforestal. Contrapone las inversiones en deporte y cultura con los 12.000 euros para fomento de empresas, no ve partidas para contratos en prórroga, ni para bajas temporales, nada se sabe del matadero de gallos y no se sabe para que son los 12.000 euros del museo minero, y en definitiva «non reflexa os problemas reais do pobo».

Xoán Blanco por el BNG situó el presupuesto en «un calco do ano pasado». Critica que limitase al 1 % la subida del personal, el matadero de gallos «que nunca será matadoiro sigue morto de risa e sin consignación», que se siguen encargando proyecto de obras, «vendeunos fume co proxecto da piscina». También con referencia a falta de partidas reales para el museo minero y fomento de empleo. Reclama priorizar inversiones explicando a los vecinos que igual es mejor saneamiento que asfaltar campo de fiesta y considera que «falta axuda ao sector productivo, non se fai promoción». En la ausencia de medidas para fijar población fue también radical señalando que «non vexo» acciones como mellorar horarios en Galiña Azul, esperamos tres años por la reunión con Sanidade y pidió que entregue suelo a empresas que creen uno o dos empleos. Y afirma que el gobierno planifica ya electoralmente sus acciones.

Contrapuntos a las críticas

El alcalde y el portavoz popular, Manuel Souto, pusieron contrapunto a todas las aseveraciones. La despoblación es mal general gallego, para implantar empresas anunciaron un plan en el pleno que cederá suelo en el polígono. El matadero, cuando se apruebe el plan sectorial, será legalizable y las infraestructuras y ayudas culturales también fijan servicios y población, valoraron.

Un informe de Intervención meticuloso y duro con el gobierno en la gestión del gasto

Ayer confluyeron varios capítulos en la sesión plenaria que mostraron cierto desencuentro entre gobierno e Intervención y Secretaria. Todos coincidieron en sus intervenciones en la excesiva carga de trabajo pese al esfuerzo de los funcionarios y en la idea de sacar adelante las prioridades, y desde secretaria se señalaba que las prioridades las marca el alcalde y el alcalde justifica que las prioridades las marca no perder por ejemplo una subvención, grosso modo. Pero las buenas palabras las empañan los hechos.

Uno era previo. Se encargó el PSOE de ponerlo en evidencia leyendo el documento de fiscalización de Intervención. Es un informe muy duro y meticuloso. Tanto que aún defendiendo la labor fiscalizadora, el portavoz del BNG cuestionó la máxima valoración de informes por contratos de «comprar chinchetas» que para otros capítulos. El propio gobierno considerando que la funcionaria cumple con su trabajo también defendió que asume levantar los reparos por el bien del municipio evitando perder servicios, justificando siempre los retrasos que le achacan y el descontrol de la gestión en escasez de personal e ir atendiendo lo urgente e importante.

El desencuentro se evidenció con ejemplos prácticos. Después de debatir sobre un convenio con Lalín para obras y subvención conjunta para la pista de San Pedro a O Corpiño, en el último segundo el secretario dijo que faltaban los informes por haber llegado en el último momento. El enfado del alcalde fue evidente llegando a cortar el debate y a no dar la palabra a la interventora. Salvó la subvención, que caducaba ayer, con los votos del PP ignorando la posición del secretario. PSOE y BNG se abstuvieron. Y Blanco del BNG pidió que gobierno y funcionarios reconduzcan su relación que puede enquistarse y ser mala para todos.

Y es que en el informe de Intervención tiene de todo, en consideraciones y reparos, aunque -señalo el BNG- estos informes los recuerda desde siempre. Los hubo para gastos sin consignación o ignorando u omitiendo el procedimiento legal como fraccionar partidas que suponen contrato mayor. Recoge en contratos de servicios la existencia de «relación de dependencia de habitualidade». Cita contratos de servicio de limpieza, de mantenimiento, de escuela de música que caducaron y siguen dándose, y en el caso de la empresa de deportes desde 2015. Reclama varias acreditaciones en el caso de un autobús a Silleda, indica que entregar 50 pares de zapatillas en la Residencia no es gasto protocolario y se refiere a facturas como las de dos proyectos redactados por el mismo arquitecto para el mismo objeto, la piscina, que requeriría informe técnico de deficiencias.

Respaldo a la reducción de IBI e IAE para empresas y a las mociones socialistas

Después de oír criticas a falta de medidas contra la despoblación el gobierno planteó un ajuste en IBI e IAE, requisito para estar en el plan de Concellos Emprendedores por el que cederá gestión de suelo en el polígono agroforestal a la Xunta para atraer empresa. La rebaja, igual en ambos caos, es 50 % para el 10-20 % de plantilla existente en empresas nuevas o que vaya a ampliar y el 95 % si es más del 20 %.Hubo respaldo total. También fue para las mociones socialistas. Una pedía una acera, al menos, en la vía desde calle Vázquez hacia el ambulatorio, con enmienda de PP para pedirla a la Diputación. Otra fue pedir la puesta en valor patrimonial de las islas de Gres. La tercera, acciones anti velutina.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El PP de Cruces aprueba el presupuesto con rechazo muy crítico de PSOE y BNG