Desmienten que el Concello de Silleda no supiese de las deudas de la empresa del SAF

La Voz LALÍN /

SILLEDA

E CUIÑA

16 dic 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

El secretario comarcal de la CIG, Antón Álvarez Merayo, desmintió las palabras del alcalde de Silleda tras decirle el día 3 de diciembre en medio de la manifestación de las trabajadoras del Servizo de Axuda no Fogar (SAF), en la que demandaban el pago de salarios pendientes y reclamar que se pare por parte de la concesionaria de este servicio municipal la represión de sus derechos. Merayo asegura que el regidor dijo desconocer el conflicto que había con Saluvi, empresa adjudicataria del servicio. Sin embargo, conforme a la documentación que maneja el sindicato, el Concello tiene constancia de dos pagos a la Tesourería Xeral da Seguridade Social, por deudas por más de 47.000 euros, uno superior a 45.000 y otro de más de 2.000, ambos con fecha en el 2021.

Merayo afirma que solicitarían hoy por escrito una reunión con el alcalde para entregarle la documentación relativa a este caso, las denuncias presentadas e incluso las cuentas de las trabajadoras para ver sus atrasos. Señalan que hay razones para que se revise la concesión a la empresa, ya que en Pazos de Borbén fue expulsada del servicio por incumplimiento grave. El Concello les retiró la concesión, ya con nueva empresa al mando, que no se hizo cargo de deuda con la Seguridad Social que ronda los 100.000 euros. Al ser más del doble de empleados en el caso de Silleda, desde la CIG temen que la deuda aquí sea mayor.

«Isto é un punto de partida interesante para que isto acabe en suspensión de salarios. Xa basta de escusas, máis cando o Concello é consciente de que había un embargo da Seguridade Social», dijo.