Klaus Brey dimitió por «motivos familiares» como concejal de Silleda

Javier Benito
j. benito LALÍN / LA VOZ

SILLEDA

Entró en la corporación en el 2011 y llegó a ser teniente de alcalde

11 may 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

El concejal socialista Klaus Brey presentó ayer su dimisión tras una década formando parte la corporación de Silleda. Aduce en su escrito de renuncia motivos personales, entre ellos la imposibilidad de compaginar sus tareas políticas con otras familiares. El hasta ahora munícipe es natural de la parroquia de Cira y había entrado como concejal en el gobierno silledense en el 2011. Asumió de inicio las áreas de Deportes, Comercio e Industria y también Mocidade. Desde el 2013 se incrementó su labor municipal al encargarse también de las concejalías de Obras e Servizos, Medio Rural y Turismo.

Durante el anterior mandato, desde el 2015 al 2019, ejerció como teniente de alcalde y estuvo al frente de los departamentos municipales de Obras e Servizos y de Medio Ambiente, para después sumar Urbanismo. La imposibilidad de compaginar su actividad privada y familiar con las obligaciones como concejal llevaron a Klaus Brey a renunciar a su acta de concejal, según se apuntaba ayer en nota de prensa. En los últimos comicios había concurrido en el séptimo puesto en la lista del PSOE, convirtiéndose en el último de la candidatura que logró acta de concejal.

Brey ya había comunicado hace unos días su decisión de dejar la corporación al regidor, Manuel Cuíña, además de hacerlo con posterioridad al resto de sus hasta ahora compañeros de gobierno. Ayer mostraba su agradecimiento al alcalde por su confianza durante estos años, además de destacar que «foi un pracer traballar polos veciños deste Concello, cun goberno que transformou este municipio dende distintos ámbitos».

Mientras, Manuel Cuíña agradeció al hasta ahora edil su década de dedicación política y su compromiso con los silledenses, «traballando a reo durante a primeira lexislatura sen dotación salarial, e asumindo na segunda áreas de gran peso no goberno municipal dende onde contribuíu co resto do equipo a posicionar Silleda no lugar que hoxe ocupa o municipio». Ahora se abre el proceso para renovar el acta.

En el punto de mira del PP, que pidió varias veces su renuncia

Klaus Brey ha estado en el punto de mira de la oposición ya desde poco después de acceder al gobierno local. En el 2013 el Partido Popular ya pedía su marcha aduciendo que se estaban comprando materiales a una empresa vinculada por vía familiar con el concejal. Después llegaría otro ejemplo en el 2018, con el supuesto trato de favor en la concesión de licencias para la construcción de unas granjas de porcino. Aducía Brey entonces que se agilizó la aprobación mediante decreto del alcalde, opción que está permitida y ante el escaso margen de tiempo para presentar una petición de subvenciones.

Pero sin duda la mayor marejada política llegó al destaparse a principios del 2019 que Klaus Brey figuraba como administrador solidario en una sociedad limitada, constituida en mayo del 2018, vinculada al sector de la construcción y en la que también ocupaba ese puesto un empresario, a cuya firma le habían sido adjudicados contratos desde el Concello. Brey entonces reconoció haber participado en la gestación de esa sociedad pero que se había desvinculado de ella al optar por sacar adelante el proyecto de explotación porcina. En el actual mandato el PP también había pedido su dimisión.

Paula Fernández Pena, exregidora, la siguiente en la lista

Ahora tocará designar al nuevo edil socialista que sustituirá a Klaus Brey. Y en principio será concejala, ya que la número ocho en la candidatura del 2019 era Paula Fernández Pena. Podría suponer el regreso a la política local de la exregidora, que había dejado el cargo en manos de Cuíña para ser senadora en Madrid y que en la actualidad es asesora en la Diputación de Pontevedra.