Silleda destinará 600.000 euros a la mejora integral de varios viales

j. b. LALÍN / LA VOZ

SILLEDA

01 abr 2021 . Actualizado a las 21:33 h.

Durante este año se acometerán nuevas mejoras del sistema viario municipal de Silleda. A través del Plan Concellos se prevé una partida de 605.308 euros para acometer obras en una docena de tramos en carreteras locales, «de gran tránsito e vertebradoras de distintas localidades e servizos», dijo ayer el regidor, Manuel Cuíña.

Entre los proyectos programados figura el tramo del vial de entronque con la glorieta de la PO-211, desde el recinto ferial de Semana Verde, así como la mejora del acceso y la explanada del colegio Ramón de Valenzuela en A Bandeira. Este tramo se encuentra en mal estado y conecta con una de las circunvalaciones acondicionadas en los últimos años, y el propio acceso al centro educativo usado a diario por el transporte escolar, docente y usuarios del CEIP. En el rural, habrá actuaciones en distintas parroquias, como por ejemplo en Ponte, en el vial que une Espiño y Carderrei y en el entronque con la PO-205 que da acceso a varios lugares.

En la parroquia de Vilar se reparará la carretera entre O Barral y Mazarelos, mientras en Carboeiro se actuará en dos tramos: en Carboeiriño y en el que une este lugar con la parroquia de Ansemil. En Lamela se acondicionará algo más de un kilómetro desde el acceso de la N-525 en A goleta hasta Vilariño. Habrá reforma de los 2,4 kilómetros de la pista central de la parroquia de Dornelas, además del vial de O Curro, en Cira, desde el entronque con la EP-7017.

El vial desde Riocalvo hasta Rellas pasando por Gamil, en Margaride, será objeto de una reforma integral, junto al tramo de carretera desde la N-640 en Moalde en dirección a Olives, unos 1,3 kilómetros. En la parroquia de Taboada se mejorará el tramo desde Trasdovalo a Ponte Taboada y desde la N-525 a Carballeda. Habrá en todos los casos nueva capa de rodadura.