La zona registró en 2020 una caída de siniestros por efecto del covid

El parque intercomarcal de bomberos tuvo 309 intervenciones, 100 menos que en 2019


Lalín / la voz

Algo bueno tenía que tener el coronavirus. La crisis sanitaria trajo consigo un confinamiento y una reducción general de la movilidad que se ha hecho notar en el balance de emergencias atendidas durante el 2020.

Según la memoria anual del parque intercomarcal de bomberos de Silleda, las intervenciones cayeron el año pasado un 25%. En el 2019 habían sido 409 y el año pasado fueron cien menos. Esta caída se atribuye a la excepcional situación ocasionada por la pandemia, «que fixo que houbese menos actividade, movemento e desprazamentos da poboación e polo tanto moito menor risco antrópico ca en exercicios anteriores».

Buena parte de las intervenciones realizadas en el 2020 tuvieron que ver con la retirada de árboles u otros objetos que obstaculizaban la calzada y con la de enjambres de velutinas. Los bomberos sumaron 81 salidas para retirar árboles, ramas, cables, piedras, tierra y otros objetos de la red de carreteras de la zona. Las actuaciones en relación con la retirada de enjambres de avispas velutinas fueron 76. Estos dos tipos de intervenciones supusieron conjuntamente el 50 % del total.

19 víctimas de accidentes

La tercera causa de salida más frecuente fueron los accidentes de tráfico. Los bomberos prestaron asistencia en 31 siniestros de diversa gravedad en los que resultaron heridas o fallecidas 19 personas. Concretamente, en los accidentes en los que intervinieron los efectivos del parque de Silleda hubo 13 heridos leves, cuatro graves y dos fallecidos.

Empatando con los accidentes en carretera, los incendios urbanos atendidos en el 2020 fueron también 31. No obstante, los bomberos actuaron además en seis incendios industriales, siete registrados en vehículos y cinco incendios forestales. Todos ellos pudieron saldarse sin víctimas.

El parque intercomarcal registró también 21 intervenciones de rescate o salvamento de personas en accidentes laborales, domésticos, accidentes agrícolas o muertes naturales. Vinculados a ellas hubo siete personas fallecidas, tres heridas graves y una leve.

Por último, el sexto tipo de salidas fueron las limpiezas de calzada, con 16 intervenciones. Esta tipología de intervención, al igual que los accidentes de carretera y las retiradas de objetos de los viales, está íntimamente relacionada con la seguridad viaria. Agrupando en un solo ítem las tres anteriores tipologías el resultado es de 138 salidas de seguridad vial, el 41 % del total.

En referencia a los tiempos invertidos en las intervenciones, el 65 % (202 actuaciones) pudieron resolverse en menos de 45 minutos y hubo 19 (6 %) en las que se emplearon más de tres horas de tiempo efectivo.

En el parque intercomarcal de Silleda trabajan un equipo de 16 bomberos que, por turnos, cubren el servicio las 24 horas del día los 365 días del año.

El 40 % de las actuaciones se concentraron en Silleda y el 22 % fueron en Lalín

El parque intercomarcal de bomberos situado en Silleda presta atención a los nueve municipios de las comarcas de Deza y Tabeirós-Terra de Montes. En el año 2020, el 40 % de las intervenciones se concentraron en Silleda, que acumuló 125 actuaciones. El 22 % fueron en Lalín, con un total de 70. El resto de municipios se sitúan ya a una distancia considerable: Vila de Cruces con 51 intervenciones (16 %), A Estrada con 25 (8 %), Agolada con 14 (4,5%), Rodeiro con 13 (4 %), Forcarei con 6 (2 %), Dozón con 3 (1 %) y finalmente el concello de Cerdedo-Cotobade, con 2 intervenciones (0,6 %).

La memoria del parque de bomberos constata que Silleda y Lalín son los dos concellos que más población concentran en la comarca dezana y los más próximos geográficamente a la base de operaciones de los bomberos, lo que contribuye a que los ciudadanos demanden con más asiduidad sus servicios.

Los días con más incidencias pasaron de ser los fines de semana a ser los lunes

Analizando la distribución anual de las incidencia se observa que es más o menos homogénea a lo largo del año, con la excepción de los meses de julio y agosto, en los que las actuaciones alcanzan los máximos del año. En julio hubo 42 intervenciones y en agosto 43 frente a las 11 de abril o a las 15 de noviembre. Esto se explica debido, principalmente, al incremento en verano de la retirada de nidos de avispa velutina.

En lo que se refiere a la distribución semanal de las intervenciones, se aprecia una diferencia respecto a los años anteriores que también tiene mucho que ver con la pandemia y las restricciones derivadas de ella. Antes, los días con mayor número de incidencias acumuladas eran los fines de semanas. En el 2020, en cambio, son los lunes los que más intervenciones aglutinan. De las 309 intervenciones del año 65 fueron registradas en lunes, 48 en martes, 49 en miércoles, 31 en jueves, 43 en viernes, 29 en sábado y 44 en domingo. Por franjas horarias, el 81 % de las salidas fueron diurnas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La zona registró en 2020 una caída de siniestros por efecto del covid