La Guardia Civil investiga una agresión a cobradores de morosos en Silleda

La Voz LALÍN / LA VOZ

SILLEDA

31 jul 2020 . Actualizado a las 22:15 h.

La Guardia Civil abrió una investigación para esclarecer lo sucedido el pasado día 27, a las 17.30 horas, en Silleda tras las denuncias cruzadas de los trabajadores de La Funeraria del Moroso y los supuestos deudores a los que les reclamaban una presunta deuda. Los empleados de la empresa de cobro de morosos aportaron un vídeo de unos 15 minutos grabado esa tarde y un audio de voz con las amenazas recibidas y acusan a los presuntos deudores de un supuesto delito de «agresión con resultado de lesiones leves, amenazas y daños en vehículo de empresa». Cuentan en la denuncia que ese día se desplazaron a Silleda para notificar una deuda a un vecino de Silleda. Explican que a las 10.00 horas lo vieron en una obra y que no aceptó la notificación diciendo que no debía nada a nadie. Apuntan que por la tarde regresaron y «al ver que nos acercábamos se montó en una furgoneta y empezó una persecución de forma temeraria intentando sacarlos de la calzada en varias ocasiones». En la denuncia, presentada en Santiago, apuntan que les adelantó, frenó en seco y dio marcha atrás. Indican que aparcaron frente al bar Lago de Silleda y que les embistió la furgoneta por detrás causando daños en la defensa y las luces traseras.

Relatan que el hombre los amenazó y se bajó de la furgoneta con un destornillador en la mano golpeando la ventanilla del coche y lo acusan de pincharles dos ruedas con el destornillador. Añaden que luego apareció una señora que creen que era pareja del hombre que le dio patadas al coche y afirman en la denuncia puesta en la Guardia Civil que la mujer rompió la matrícula delantera y el espejo retrovisor del lado izquierdo. Los trabajadores llamaron al 112 y no salieron del coche. Los cobradores de morosos manifiestan que cuando llegó la Guardia Civil de Tráfico y en presencia de los agentes, recibieron dos puñetazos.