Graduación en tiempos del covid

El IES Pintor Colmeiro organizó el acto académico entre medidas de seguridad


Lalín

El instituto Pintor Colmeiro de Silleda se vistió ayer de fiesta para despedir como se merece a los 41 alumnos que este año cursaron segundo de BAC. Fue el primer acto de graduación organizado en las comarcas. La pandemia hizo que este fuese un curso atípico. A mediados de marzo, los alumnos se iban para sus casas y comenzaba una nueva dinámica de teletrabajo que se mantuvo prácticamente durante el resto del período lectivo. El director del instituto silledense, Jesús Fernández, comentaba ayer que el acto fue posible a causa de la evolución de las últimas semanas que derivaron en el fin del estado de alarma y permitió lo que hace unas semanas parecía inviable, que era celebrar un sencillo acto de graduación con los alumnos y las familias que cumpliese con la ilusión de todos.

A favor jugó, explican desde el centro, las tres hectáreas que disponen de terreno en el exterior y que ayer acogieron el acto académico. El primero y seguramente uno de los únicos que se van a vivir este año en la zona. A primera hora de la tarde, los profesores ya tenían todo a punto y la explanada se llenó de mesas con los nombres de cada alumno y un espacio para sus familias. Se agrupó a los estudiantes con sus más allegados para permitir algo de cercanía. Las mesas se dispusieron de manera que se guardaran las distancias y se tomaron todas las medidas de seguridad e higiene que requiere la prevención ante el covid-19.

Este año, a diferencia de otros, se hizo un chequeo previo a las familias para saber exactamente el número de asistentes. Estaban previsto un total de 250, entre alumnos, familias, profesores y algunos amigos. Jesús Fernández señala que «o facemos con toda a seriedade» y lo que trataban era poder realizar un acto sencillo, aunque sea de otra manera a la habitual, «cumprindo co rigor deste momento».

El día, con una temperatura primaveral y sol, no pudo ser más perfecto, como hecho a medida. Los alumnos eligieron por aclamación al profesor Francisco Javier Poch Gutiérrez, jefe de estudios de adultos y profesor de todos ellos de Historia de España, para dar el discurso en nombre del equipo docente. Para Francisco Javier Poch sería también su despedida, porque después de veinte años en el Colmeiro, abandona el instituto para trasladarse el curso que viene al San Clemente de Santiago.

Los alumnos reciberon sus correspondientes bandas conmemorativas por su graduación e intervinieron cinco estudiantes en los discursos. El acto incluyó dos intervenciones musicales. Una de ellas de Claudia Carballo, que tocó el saxofón, y que acaba de finalizar el Conservatorio con matrícula de honor. La otra actuación fue la de un grupo de alumnos que tocaron la flauta. Tras el acto, los estudiantes tienen previsto celebrar una cena en Bendoiro.

En el IES Antón Losada Diéguez de A Estrada están estudiando también un acto de despedida de los alumnos de segundo de BAC. Sería también al aire libre, pero después de la ABAU e incluiría la realización de una foto conjunta del grupo. En otros centros, hay quien estudia la posibilidad de reunir a los estudiantes ya el curso que viene y celebrar la despedida pendiente.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

Graduación en tiempos del covid