La vuelta al monte y a los ríos alegra a los aficionados

Ven mucho menos riesgo que, por ejemplo, estar en una terraza


Lalín / La Voz

La vuelta al monte y a los ríos y el hecho de que se pueda volver a cazar alegra a los aficionados de la zona pero los cambios de ahora sí, ahora no cabrearon a más de uno. Los aficionados entienden que son deportes mayoritariamente individuales, o al menos en los que se guardan las distancias, y ven en su práctica menos riesgo que, por ejemplo, el de estar hasta diez personas en grupo en una terraza.

El presidente de la Sociedade de Caza e Pesca de Silleda, Daniel Souto Rey, no las tenía todas consigo y señalaba que «a ver se é certo» y le parecía tanto cambio «unha chanza por parte dos políticos». Desde Silleda reivindican que se abran los entrenamientos para los perros de caza. Afirma que «hai quen ten doce ou catorce cans e non pode sacalos dun en un. Van dous meses e medio de confinamento e os cadelos sofren moitísimo. É por puro benestar animal». En este momento estamos en un período vedado y cerrado por el parón biológico pero los cazadores de la zona creen que se podría habilitar fórmulas que permitan a los perros salir al monte o correr en fincas. Souto apunta que «os meus cans roen ata a madeira, precisan saír» y hacer ejercicio.

El ex presidente del Tecor Farelo de Agolada, José Manuel Blanco Corvido, cree que tanto cambio «é un cachondeo» y lo achaca a la política e «os ecoloxistas que están no Goberno» y que considera que no ven los beneficios que supone la caza. Sin ella opina que se van a disparar aún más los accidentes provocados por jabalíes y recuerda con dolor la reciente muerte de un compañero de directiva en un choque contra un jabalí. Afirma que «en Cataluña a policía foral está matando os xabarís e meténdoos nos contedores. O ecosistema ten que equilibrarse» destacando que «a sociedade de hoxe non é a mesma que en 1978, nin a agricultura, que agora é intensiva». Recuerda que «no 86 matouse o primeiro xabaril en Agolada e era algo novo, e agora estamos invadidos». Defiende que «é imposible que dous cazadores estean pegados un a outro, porque se darían coa escopeta, e non entendo por que non se permitía saír ao monte».

Los pescadores reivindican también la práctica de este deporte con menos contacto que otros como el tenis. El presidente de la sociedad Castillo-Deza-Ulla, Andrés Amosa, pide que se trate la pesca igual que cualquier otro deporte y resalta que «os pescadores están a 30 metros polo menos un do outro porque se estivesen xuntos non pescaría ningún dos dous». Los ríos de la zona, dice, «van moi ben. Eses días que puidemos saír as troitas movíanse moito». Cree que esta será una buena temporada para disfrutar de los ríos de la zona. Las recientes y últimas tormentas en Lalín enlodaron esos días el río Deza pero tanta lluvia estos meses, en general, sirvió para limpiar.

La lluvia hizo crecer la maleza en el monte y la falta de pescadores hace que los accesos a los ríos estén aún llenos de vegetación. Cazadores y pescadores defienden que todos los aficionados, que son muchos en la zona, aprovecharán cada rato libre para su afición y supondrán «menos xente enchendo as terrazas».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La vuelta al monte y a los ríos alegra a los aficionados