Silleda acumula el mayor número de núcleos sin vecinos en la zona

El progresivo despoblamiento del rural deja muchas aldeas casi sin residentes


Lalín / la voz

El progresivo despoblamiento del rural está dejando muchas aldeas con apenas un puñado de vecinos. En algunos casos sirven los dedos de una mano para contar a los residentes en algunos núcleos. En esa España vaciada, una denominación que desde distintos ámbitos parece haber calado en la sociedad, Deza y Tabeirós-Terra de Montes no supone una excepción. La pérdida de residentes en las comarcas se traduce también en lugares donde ya no figura nadie en el padrón. El Instituto Galego de Estatística (IGE) daba a conocer ayer el nomenclátor correspondiente al 2019, con un repaso a la población por parroquias y núcleos, incluido en este último caso los diseminados. Esos datos permiten constatar que Silleda lidera en la zona al contar con catorce núcleos donde no está registrado ningún habitante.

En el municipio silledense no figuran vecinos en Bazar, Requeixo, Soldecasa, Galán, A Pereira, Costela, Riocalvo, Lázara, O Marco, Toiriz, Carral, Reboredo, Cabodevila y O Redondo. Esa cifra crecería al computar núcleos en diseminado, en este caso en Covas, A Braña, Segade, Marín, Crestelle, Freixeiro y Cartimil.

En el caso de Agolada, ningún núcleo figura sin residentes, con Santa María como la menos poblada con solo cuatro personas o nueve en Romariz. Mientras, en diseminado hay seis lugares sin vecinos, en concreto Cendoi, Quintas, Traspenas, As Casas Novas, A Torre y Casquive. En ese recorrido por tierras dezanas, en Dozón tampoco hay núcleos deshabitados, con O Mosteiro en el que menos gente vive con catorce personas. En este caso en diseminado, As Bouzas y Cardoufe figuran con cero residentes según el informe del IGE.

En Lalín se repite esa presencia de vecinos en todos los núcleos de sus más de cincuenta parroquias, con el menor número en Barrio y A Torre, donde solo figuran cinco y nueve respectivamente. Pero si nos atenemos a los núcleos diseminados, se recogen Anseán, Vilela, Agrazán, Corvillón, Mouriscade y Piñoi sin ningún residente. Además, hay numerosos de estos espacios donde solo vive una persona, como Afonsín, Cabreira, Penelas, San Martiño, O Navallo, O Souto, A Castiñeira, O Pedrouzo, Outeiro y Chedas.

En Rodeiro hay varios núcleos por debajo de los diez residentes, como Barrio con tres Barrio, cinco en Romaces y nueve en Campo do Mato. Mientras, en diseminado hay seis lugares sin habitantes, con San Xoán de Camba, Remesar, A Devesa, A Vila do Fondo, Casardixo y O Couto. Por su parte, en Vila de Cruces hay dos núcleos en diseminado sin población, Brandariz y Souto.

Tabeirós-Terra de Montes

En A Estrada ningún núcleo está despoblado, con A Agrela como el que menos residentes tiene, con solo cinco. Pero en diseminado se suman dieciséis lugares: A Pedreira, O Preguecido, San Pedro, A Calzada, Berres, O Coto, Ouzamerxe, A Xestás, A Brea, O Pinal, A Praza, Os Muros, A Igrexa, Vilanova, A Cruxeira y O Soutiño. En el caso de Forcarei, A Graña es el núcleo con menos vecinos, según el nomenclátor del 2019, con solo cuatro, mientras en diseminado no hay ninguno computado en Ameixeiras, Pereira y Regotraveso.

Por último, en Cerdedo-Cotobade figuran varios núcleos con menos de diez residentes, como San Xurxo con siete o Chamadoira con ocho. Además, en diseminado no se computan ninguno en Agualta ni en Arufe ni en O Sabugueiro.

Un compendio de datos estadísticos que llevan, como otros que el IGE divulga durante todo el año, a corroborar la necesidad de acciones desde las administraciones para atenuar o ralentizar ese éxodo desde el rural a los cascos urbanos en el mejor de los casos, fuera de las fronteras de las comarcas en el peor.

Lalín, con 10.530 habitantes, y A Estrada, con 8.356, los más poblados en las comarcas

Si nos atenemos a los núcleos con más población en las comarcas, en este caso los cascos urbanos, Lalín ostenta el primer puesto. El nomenclátor del Instituto Galego de Estatística recoge que contaba con 10.530 residentes en el 2019, frente a solo 8.356, que tiene más vecinos diseminados por el rural que el municipio lalinense. Mientras, en Silleda se computan 3.172 personas, con 814 en el otro casco urbano, A Bandeira. En Vila de Cruces figuran 1.196 residentes el pasado año, mientras en Forcarei eran 472, con el otro casco urbano, el de Soutelo de Montes, a muy poca distancia, al contar con 424.

Agolada contaba con 420 vecinos, por encima de Rodeiro, en cuyo casco urbano figuraban 311. Por último, en O Castro -capitalidad de Dozón- eran 133 y 3543 en Cerdedo.

 

Protagonista

El actor Fran Lareu, junto a Krake Films y Gancho Producións, nominados a los Mestre Maeto

Pag. L4

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Silleda acumula el mayor número de núcleos sin vecinos en la zona