La oposición criticó la inconcreción de partidas en el presupuesto de Silleda

El gobierno socialista insistió en el incremento de dotación para servicios sociales


lalín / la voz

El Concello de Silleda gestionará en el 2020 un presupuesto de 6,9 millones de euros. Quedó aprobado ayer inicialmente en pleno por el PSOE, con el voto en contra del PP y en ausencia de la concejala del BNG tras el enésimo desencuentro con el regidor, que la llevó a abandonar la sesión antes de la conclusión. Los argumentos se repitieron tanto desde el gobierno como desde la oposición hasta la saciedad durante intervenciones y réplicas. Tanto populares como la formación nacionalista reiteraron que el debate presupuestario llegaba en fechas inadecuadas, en plena campaña de las nacionales, a lo que el regidor argumentó que no afecta al voto y que el Concello no para por unos comicios.

Manuel Cuíña insistió en que no pensó en la campaña cuando fijó la sesión plenaria del presupuesto. Argumentó que prefería tenerlo aprobado para su aplicación desde el día 1 de enero, ya que la otra vía posible, esperar a las cuentas de otras Administraciones, en especial del Estado, demorarían en exceso su aprobación ya que estas previsiblemente se dilatarán ante las dificultades para formar gobierno en Madrid. Alegó que ya ocurrió cuando tuvieron que prorrogar este año el presupuesto del 2018.

Antes de comenzar el debate desglosaba el alcalde las principales partidas e insistía en el incremento de partida para servicios sociales, con una subida de 10.000 horas en la prestación del SAF, de 32.000 a 32.000 horas. Explicó que la caída de inversiones reales, de 2 millones a solo 668.600 euros, un 66 % menos, obedece a que ya están ejecutadas obras como el campo de fútbol de A Bandeira o la red de calor. No se concretó partida para la nueva casa consistorial aunque en principio se pretende iniciarla el próximo año. Destacó el aumento de 50.000 a 65.000 euros la cuantía a subvenciones deportivas, además de subir de 18.000 a 25.000 la gestión de Carboeiro. Analizó otras cuantías, así como ingresos, donde destacan los 1,15 millones de IBI de urbana del total de 2,1 por la vía de impuestos.

Ignacio Maril cargó ya de inicio con un presupuesto que tildó de incompleto, sin cuestiones básicas para los vecinos y sin concretar partidas, rebatiendo el incremento esgrimido por el gobierno en servicios sociales, aduciendo que solo era en costes por el incremento de precio de la hora. Aludió a la caída de las inversiones reales, en partidas como medio ambiente o protección del patrimonio histórico-artístico o pequeñas para comercio e industria, que «ao final sobra porque non se fai nada». También planteó la necesidad de más inversión en caminos vecinales, cuestionando el aumento en órganos de gobierno y gastos protocolarios. Auguró que habrá dificultades hasta fin de año con partidas agotadas en cuestiones sensibles para la población, tildando de continuista e inconcreto el presupuesto.

Tania Cornado habló de corte y pega el nuevo presupuesto, sin exponer el gobierno socialista hacia dónde quiere llevar el Concello. Incluso la concejala del BNG argumentó que este año debería haberse prorrogado de nuevo en espera de las cuentas del Gobierno central. Aludió a varias partidas y se preguntó si está comprometida la aportación de la Xunta para el SAF, también por la obligatoriedad de compartir el CIM con Cruces y cuestionó los gastos protocolarios, lanzando la posibilidad de asumir la gestión de tributos, ahora delegados en el ORAL, aduciendo que la municipalización del agua resultó positiva. Quiso saber si se preveía la construcción de la pista de skate y cuestionó los 15.000 euros del convenio para subvencionar al piloto Christian Costoya.

El regidor tildó de incongruencias algunos de los planteamientos de la concejala nacionalista, achacándolo a que era la primera vez que se enfrentaba al análisis de unos presupuestos municipales. Afirmó que si el CIM se comparte con Cruces se repartirán los gastos, pero se verá si ocurre, además de resaltar la imposibilidad de desglosar de forma concreta a que irán los 200.000 euros de caminos. Tildó de imposible asumir la gestión de tributos ya que requeriría contratar a cuatro personas y dispararía costes. Defendió el convenio de Costoya por su título nacional, que le lleva a participar en el mundial, con una partida que podría variar, figurando la que se otorgó este año.

En el último turno de intervenciones, Maril tildó de gravísima la actitud del regidor hacia Cornado y le instó a fomentar la compatibilización de horarios, acusándole de tergiversar además de desvelar que el PP aún no cobró su asignación como grupo, sí el PSOE, apuntando después Cuíña que si la tienen justificada de inmediato pedirá a Intervención su abono. Cuestionó el portavoz popular la partida para intercambios culturales y los 26.000 euros previstos este año para atenciones protocolarias, rebatiendo el regidor que hablase de ello cuando en realidad se debatía el presupuesto del 2020. En su turno, Cornado lamentó que se externalicen servicios y aludió a que no se liquidará la deuda en dos años sino durante todo el mandato.

Cornado abandonó la sesión tras una agria discusión con Cuíña

Desde las primeras palabras de Cornado en el debate se comenzó a gestar el enfrentamiento con Cuíña. La concejala reiteró la falta de consenso de horarios para las comisiones, además de invitarle a devolver el sueldo de enero a mayo del pasado año por no haber trabajado para elaborar el presupuesto del 2019. El regidor la acusó de ser apéndice del PP y dijo que la comisión informativa la fijó a las 13.00 horas por ella, invitándola a dar paso a otro integrante de su lista sin no puede ejercer como concejala. Cornado en la réplica habló de tufo machista, con Vox incluso por el medio. Saltó después Cuíña acusándola de insultarle y advirtiéndole que en el futuro la echará. Esta vez no hizo falta, se fue ella.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La oposición criticó la inconcreción de partidas en el presupuesto de Silleda