El presupuesto del 2020 de Silleda desciende en un 11,4 %

Una subida de un 155 % en la partida de Servicios Sociales


Lalín / la Voz

El gobierno de Silleda lleva a pleno el próximo lunes la propuesta de presupuesto para el año 2020. Se someterá a aprobación en una sesión extraordinaria con un montante de 6.910.000 euros, una cifra que supone un descenso del 11,4 %, o lo que es lo mismo 890.000 euros menos. La explicación, apuntan desde el gobierno municipal, es que en el anterior se incluyeron inversiones importantes como el campo de fútbol de A Bandeira o la red de calor.

De esta forma, el capítulo de inversiones reales desciende en un 66 % y la partida asciende a 668.600 euros. Se incluyen 142.600 euros para inversiones a través de subvenciones con otros organismos; 512.000 euros que se prevé recibir de la Diputación y una partida de 14.000 euros para la reposición de infraestructuras.

La partida de Servicios Sociales es la única del capítulo de gastos que tendrá una variación muy notable con un incremento en un 155 % pasando de 385.000 a 600.000 euros a causa del aumento de horas del Servizo de Axuda no Fogar. Desde el gobierno estiman que pasarán de 32.000 a 40.000 horas, a lo que se suma el incremento del coste por hora que pasa de 11,40 a 14,70 euros.

El alcalde, Manuel Cuíña, destacó que también aumentará la atención a las personas con Alzhéimer y otras demencias a través del programa en marcha desde el 2015 y las ayudas de emergencia social.

Silleda destinará 73.000 euros a la escuela infantil Galiña Azul, sumando a esta partida los gastos de mantenimiento de estas instalaciones. En la propuesta del presupuesto para el próximo año se mantienen las destinadas a ayudas a colectivos, asociaciones y clubes y se reduce a la mitad la destinada a intercambios culturales, que pasará de 20.000 a 10.000 euros. Se mantienen otras como 15.000 euros para el fomento del empleo, 200.000 euros para el mantenimiento y conservación de caminos y se incrementan las destinadas a la atención en el Mosteiro de Carboeiro que pasan de 18.000 a 25.000 euros y la destinada a la Escola de Música Municipal que ascenderá a 110.000 euros.

También sube la partida de Personal, que representa un 35,6 % del presupuesto, y que se incrementa en un 10, 5 % a consecuencia de las subidas salariales que marca el gobierno central y los trienios, entre otros, pasando de 2,2 a 2,4 millones de euros.

La destinada a gastos corrientes y servicios crece, en este caso en un 8 %, respecto al presupuesto del 2018 pasando de 2,9 a 3,1 millones. Dentro de este capítulo se incluye el incremento en gasto social.

Los gastos financieros sufrirán un descenso con la disminución de la deuda, Para el 2020 el gobierno local estima que la deuda se sitúe en 1.157.949,92 euros y se amorticen ese año más de 292.000 euros.

La revisión del catastro podría acarrear un 11 % más en la recaudación

En lo que se refiere a los ingresos, el gobierno local prefiere ser prudente pero en base a las liquidaciones de años anteriores calcula que la revisión del catastro podría suponer un 11 % más de recaudación en el 2018. En la propuesta presupuestaria se fija una partida de 2.117.000 euros que es lo que se prevé recaudar de impuestos directos, en este caso el IBI, el de vehículos, el de Actividades Económicas y el BICES.

En impuestos indirectos se espera mantener la misma cifra y recaudar, 80.000 euros, lo mismo en el 2018. En cuanto a las tasas y otros ingresos se cuenta un aumento en un 5,7 % precisamente derivado del aumento de horas del servicio del SAF. Asciende a 1.287.200, 70.423 euros más que en 2018. En transferencias corrientes se prevé ingresar 2,9 millones, lo que supone un 6, 32 % más, que suman 172.519 euros más que en 2018. Y las transferencias de capital descienden en un 72 % al no figurar las obras que iban en el 2018 como son el campo de fútbol y la red de calor que supusieron dos importantes inversiones pasando de 1.871.943 euros en 2018 a 512.000 euros en el 2020.

El capítulo de operaciones corrientes suma 6.394.500 euros, que supone el 92 % del presupuesto, con un incremento de un 7,93 %, o lo que es lo mismo de 469.943,41 euros respecto a la cifra fijada en el presupuesto del 2018 y que ascendía a 5.924.556,59 euros. La partida de operaciones financieras se mantiene en 3.500 euros y en 8.000 euros la de ingresos patrimoniales.

Un saldo positivo y a la espera de sumar nuevas actuaciones

Manuel Cuíña apunta que el presupuesto «como recolle o informe de intervención» es prudente en lo tocante a los ingresos y cumple con el principio de estabilidad presupuestaria. Sostiene que «como xa se ten demostrado coas últimas liquidacións o orzamento aumentará finalmente ao remate do exercicio incorporando novas actuacións». Recordó que en el año 2018 se ejecutaron más de 8,6 millones de euros, cuando el presupuesto aprobado en su momento ascendía a tan solo 7,8 millones de euros. Espera que el PXOM sea aprobado cuando antes por la Xunta.

Explica que intervención ya tiene un avance de la liquidación de este año y que el saldo es positivo «na liña dos derradeiros anos logo de pasar de ter un remanente de tesourería negativo e estar en números roxos coas arcas lastradas polas débedas e sentenzas condenatorias por impago».

Ayer, después de su presentación a la mesa de persona, se celebró una comisión informativa en la que se presentó a debate el presupuesto. Este quedó ya en esa reunión dictaminado para el pleno extraordinario del lunes con los votos a favor del gobierno local y la abstención del grupo del PP, el BNG no asistió a la comisión.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El presupuesto del 2020 de Silleda desciende en un 11,4 %