Normalidad y juegos en la vuelta al cole

En los comedores triunfaron platos estrella entre los alumnos como la pizza o los macarrones


Lalín / la Voz

Los escolares de Infantil y Primaria regresaron ayer a las aulas tras unas largas vacaciones veraniegas y con las pilas cargadas de energía en una jornada que se desarrolló con normalidad y en la que hubo juegos e incluso música. Fue un día de estreno para los más pequeños, los de tres años que iniciaron en los colegios su período de adaptación.

En algunos centros como el de Vilatuxe en Lalín explicaban que cada curso son menos frecuentes los típicos lloros del primer día. Y es que la mayoría ya pasaron por la guardería y muchas veces se encuentran en la clase ya con amigos.

Tan ricamente lo estaban pasando ayer los más pequeños del colegio Sagrado Corazón. La mayoría estuvo ya con anterioridad en la guardería del centro así que, como comentaba ayer una profesora «este curso só cambiaron de sitio no mesmo cole».

La emoción del primer día que se dejaba sentir en los patios de los colegios y en las aulas la compartían también los profesores que llevaban con alegría la invasión de cada año y ese alboroto que lleva consigo todo primer día de clase.

En el colegio Xesús Golmar, los pequeños aprovecharon este primer día para disfrutar del sol y de juegos en el patio del colegio.

En los comedores, se optó también por menús más al gusto de los pequeños y aunque no faltaron ensaladas o incluso los productos del mar, triunfaron platos que tiene una gran aceptación entre los estudiantes y que triunfan allá donde van como son los macarrones con carne o la pizza, plato estrella donde los haya.

En el colegio de Silleda son las cocineras del centro las que la preparan. Ayer a este plato se sumaron calamares rebozados con huevo y acompañados de tomate y fruta de postre.

En el colegio de Vilatuxe optaron por abrir boca con un plato de verano como una ensalada mixta con huevo, lechuga y tomate, para continuar con macarrones con carne y acabar con un yogur de postre. En el Manuel Rivero de Lalín también hubo ensalada, pollo asado, en el horno acompañado de arroz y verduras y fruta de poste y en Rodeiro optaron por un caldo de repollo, macarrones con carne y melocotones.

En el colegio de Silleda empezaron el curso pendientes de que se pusiera a funcionar el ascensor, que ya está instalado, y cuyo estreno está pendiente de un trámite. En la escuela infantil unitaria de Donramiro, en Lalín, hubo fiesta de bienvenida a los alumnos. Celebraciones a las que se sumaron las que tuvieron lugar en otros centros de la zona. Ayer fue también el día para disfrutar de los juegos, del reencuentro con los amigos y con los profesores y de contar las vivencias de las vacaciones. Por delante queda un largo curso lleno de actividades y, por supuesto, también de estudio.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Normalidad y juegos en la vuelta al cole