Veintiuna de cada cien viviendas de las comarcas están deshabitadas

En Lalín se da la cifra mayor, con el 28 % de pisos sin uso, por el 23 % de Silleda


Lalín / la voz

El parque inmobiliario de Deza y Tabeirós-Terra de Montes suma más de 39.000 viviendas, según los datos de la Federación Galega de Empresas Inmobiliarias. Ese dato se recoge en el último informe elaborado por la entidad, donde también se constata que más de 8.000 de esos inmuebles se encuentran en la actualidad sin uso. Están cerrados y no son utilizados por sus propietarios, que tampoco optaron por sacarlos al mercado del alquiler.

Ese informe refleja que de las 39.313 viviendas computadas en las comarcas hay 8.414 que están vacías. Supone una media de más de veintiuna por cada cien, en concreto un 21,40 %. Una cifra elevada que puede tener varias lecturas, aunque la principal radica en el bum inmobiliario de finales de los años 90 y principios del presente siglo, cuando la inversión se dirigía a comprar pisos como vehículo de inversión sin que se llegasen a habitar por quienes poseían alguno más que el de uso residencial. También se puede achacar a la pérdida de población y la búsqueda de salidas profesionales fuera de la zona, entre otros posibles motivos, que provocan se vacíen pisos.

El dato más preocupante se encuentra en Lalín, que se sitúa muy por encima de la media de la zona. Aquí veintiocho de cada cien viviendas están sin uso. Una cifra muy elevada en la principal cabecera comarcal, que vivió con fuerza ese bum inmobiliario y donde hay muchos pisos a la venta o cerrados, que se unen a un paisaje de esqueletos sin terminar en algunos puntos de su casco urbano. De 11.731 viviendas, el parque más elevado también, 3.307 están vacías. A continuación se sitúa Silleda, donde el 23,44 % de sus viviendas se encuentran en esa misma situación, en concreto 1.219 del total de 5.201 recogidas en este informe.

En A Estrada son veintidós viviendas las que están sin ocupar de cada cien, con 2.050 para un total de 11.264, completando los tres municipios que están por encima de la media zonal. Por debajo sigue a continuación Rodeiro, con el 19,40 % de pisos vacíos, 299 de los 1.541 censados. A escasa distancia se sitúa Vila de Cruces, con el 18,81 %, al ser 657 de 2.050 las viviendas que están vacías en el municipio. Por su parte, en Forcarei son 460 de 2.600, lo que supone un porcentaje del 17,69.

En Dozón hay 81 pisos vacíos de un total de 570, es decir, el 14,21 %; mientras, en Agolada el 13,46 % de las viviendas están desocupadas, con 232 de 1.724. El único «municipio» -en este caso solo computando la parte de Cerdedo que se desagrega en el estudio de Cotobade, con el que está fusionado- que está por debajo del 10 % es Cerdedo, con 109 sin ocupar de 1.189, es decir, nueve de cada cien.

La escasez de demanda limita la oferta de pisos de protección

La existencia de un volumen significativo de viviendas vacías en las comarcas también lleva aparejado que hay oferta potencial para quien busca adquirir una, aunque muchas de esas no se encuentren en el mercado oficial pero sí pueden negociarse entre particulares. Quizás ese parque inmobiliario vacío tan relevante explique la escasez de demanda en el registro habilitado por la Xunta para viviendas protegidas. Hay incluso municipios en Deza y Tabeirós-Terra de Montes donde nadie se interesa por figurar en ese listado, con el que se calibra la necesidad de pisos de protección, como es el caso de Rodeiro y Agolada, con datos actualizados al pasado viernes.

La cifra más alta de demandantes de viviendas se encuentra curiosamente en Cerdedo-Cotobade, con 21 peticiones, la misma que en Lalín a pesar de contar con una población muy inferior. En el primer caso casi todas las peticiones, con 19, son para compra de piso de protección oficial de promoción pública. Por contra, el Lalín prolifera la petición de alquiler de este tipo de vivienda, con 15 de 21. En A Estrada son 17 las peticiones, con mayoría de alquiler, 7, mientras también destacan las 4 de compra de vivienda de promoción privada en régimen general.

En Vila de Cruces hay 8 peticiones, con la mayoría de alquiler de vivienda de promoción pública en núcleos rurales, con 5. En Silleda hay cursadas 7, con mayoría de 3 de compra de vivienda de promoción de régimen general. A más distancia están Dozón, con 2 registros de alquiler de piso de protección oficial de promoción pública, y tan solo 1 en Forcarei, precisamente también en esa categoría.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Veintiuna de cada cien viviendas de las comarcas están deshabitadas