Cuíña niega amiguismo en la contratación de obras con Endenor

El BNG solicita un pleno extraordinario para que alcalde de Silleda y edil de Obras ofrezcan explicaciones


El gobierno socialista de Silleda al completo compareció esta mañana para dar su versión de la polémica suscitada tras la sesión plenaria del pasado jueves donde el PP se interesó por la vinculación del teniente de alcalde y el hijo del regidor a una sociedad donde también participa la empresa Endenor. Manuel Cuíña aportó distinta documentación económica para tildar de mentira que se este favoreciendo desde el Concello a esta firma en detrimento de otras, acusando a los populares de intentar embarrar desde hace tiempo la política local y tildando a su portavoz de mentiroso compulsivo.

Cuíña ahondó en las explicaciones dadas por el edil de Obras, Klaus Brey, tras el pleno del jueves cuando aseguró que había participado en esa sociedad, Fomento de Inversión y Contratas SL, junto a dos amigos para la compra de una finca en Ourense a Xestur. Aunque en principio, dijo, "non vin nada máis alá que a iniciativa de traballadores, de emprendedores", posteriormente valoró que ese proyecto empresarial podía dar pábulo a manipulaciones. Por ello convenció a su hijo, con esfuerzo, para que saliese de la sociedad y también Brey. Además, el alcalde silledense desveló que hace ya meses el edil de Obras le trasladó su intención de renunciar a una posible dedicación exclusiva en un próximo mandato porque tenía previsto "como outros ter o seu negocio". También explicó que Brey le había planteado el viernes renunciar a su acta de concejal e irse a casa, pero al considerar que no había nada irregular ni irresponsable moralmente no aceptó y le convenció para seguir lo que resta del mandato.

Sobre el posible futuro político de Klaus Brey tras esta polémica, todavía no se ha conformado la lista socialistas pero el actual edil de Obras se siente "coa mesma forza de cando comencei" y con ganas, aunque lo ocurrido requiere "reflexionar e pensar e non sei aínda se repetiré".

El regidor rebatió que Endenor no pueda contratar con el Concello de Silleda por tener amigos en el gobierno local, ya que en ese caso no podría hacerlo ninguna empresa del municipio y muy pocas de la comarca, al considerarse amigo de todos los silledenses. Lamentó que el PP ataque a la única firma local que dedica el 1 % de su facturación pública y privada a obra social, en este caso revertiendo el dinero en Silleda. Manuel Cuíña presentó cifras para justificar que no hubo trato de favor a Endenor a pesar de que en mayo del 2018 tanto Klaus Brey como su hijo y el fundador de esa empresa constituyeron como administradores solidarios la sociedad Fomento de Inversión y Contratas SL. Aludió a que en el 2017, Endenor facturó más de 500.000 euros con el Concello, mientras en el 2018 solo fueron 48.404 euros, cuando las inversiones reales superaron los 2,5 millones, es decir, supuso el 1,95 % del total. A esa cuantía sumó otros 49.566 euros de otra firma vinculada al mismo empresario, Fernando Pena Caramés, para un total de 49.566 euros entre ambas, el 3,8 % del total. Ejemplificó con otros mandatos previos cuando no gobernaba el PSOE. En el 2010, el año de la moción de censura, dijo Cuíña que ese empresario facturó 161.811 euros cuando las inversiones reales apenas superaron los 400.000, mientras en el 2007 fueron 150.000 con una inversión real en presupuestos de 1.800 y casi idéntica cifra en el 2006 que ni se fijaba inversión en el presupuesto silledense.

Manuel Cuíña calificó al PP de rancio, "do peor dos últimos anos", preguntándose si piensan gobernar sin haber presentado iniciativas públicas, solo embarrando y calumniando, metiéndose en la vida privada de los demás. Les acusó de desprecio institucional absoluto, ejemplificando en que no acudan todos sus ediles a los plenos o que en uno de los más importante de la historia local, donde se cerró el conflicto del agua y se bajaron los recibos, solo estuvieron dos concejales populares. "Teñen as mesmas formas que cando arruinaron a este Concello", afirmando que esa línea la está manteniendo el PP en otros concellos gallegos gobernados por el PSOE, al menos en la provincia de Pontevedra.

El regidor insistió en que hay transparencia con el PP, que tienen acceso a decretos, facturas y consulta de expedientes, así como con datos a través de las juntas de gobierno, como demuestra el hecho de que hayan podido consultar cifras para desvelar el montante económico de las obras contratadas por el Concello con Endenor. Pero que en muchos casos manipula esa documentación, como ocurre con la renuncia a la subvención de la Xunta del 2017 para el vivero de empresas. Justificó que el gobierno local renunciase a ella porque de los 347.892 euros subvencionables solo se aportaban 20.849, el 5,99 %. Advirtió que si creen necesario activarán de forma directa ese proyecto, aunque han pedido en el 2018 de nuevo una ayuda y conminó al PP a realizar gestiones para que alcance el 70, 80 o 90 % del total, porque si al menos no alcalza el 50 % se suele renunciar por el coste no contemplado. Un hecho que en el caso del 2017 se transmitió a los empresarios y estuvieron de acuerdo.

En próximos días el alcalde anunció además la convocatoria de un pleno extraordinario, con horario y espacio público que permita acudir a todos los vecinos interesados, para debatir sobre la situación económica y social del municipio de Silleda. Animó al PP a que lleve propuestas o barro. Recordó también que desde el pasado año las adjudicaciones las realizan los técnicos, con secretario e interventor entre otros, sin presencia de ningún político. Y avanzó que analizará las declaraciones realizadas estos días por los populares en torno al caso de esta sociedad y sobre todo las alusiones a su hijo, por si estiman necesario exigir responsabilidades "onde sexa oportuno". 

Por su parte, el BNG se sumaba ayer al debate abierto entre PP y gobierno socialista registrando una solicitud de pleno extraordinario para que tanto alcalde como edil de Obras «den todas as explicacións posibles sobre a sociedade citada no pleno na que aparece unha vinculación cun empresario». Reclaman documentación y «así descartar un trato de favor coa empresa Endenor e con outras». «É importante que se aclare todo pois hai unha incesante rumoroloxía sobre o presunto incremento patrimonial familiar de ambos que deteriora la imaxe da institución local», apuntan desde la formación nacionalista, lamentando que la ilusión con que se recibió en el 2007 la llegada del PSOE al gobierno «durou exactamente dúas semanas», tras fijarse dedicaciones exclusivas.

Recordaron también la expulsión del edil nacionalista del gobierno «para escapar do férreo control aos que o BNG os tiña sometidos» o la reprobación de Cuíña cuando era teniente de alcalde y de la entonces regidora. Lamentaron que la mayoría en el 2015 el PSOE la confundiese «cunha carta blanca e un poder absolutista do alcalde», negándose documentación y apuntaron que con esta última polémica con la sociedad, «a falta de ética política tanto do alcalde como do teniente de alcalde chegou a un punto límite».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Tags
Comentarios

Cuíña niega amiguismo en la contratación de obras con Endenor