La Central vivió ayer una fuerte caída de animales y de volumen de negocio


Lalín / la voz

La sesión de ayer de la Central Agropecuaria de Galicia en Silleda se cerró con una significativa caída en el volumen de negocio, propiciada en buena medida por la baja asistencia de animales respecto a la subasta anterior. En Silleda fueron 863 las reses por las 1.090 de hace una semana, encontrando comprador 782. La facturación conjunta se quedó en 332.132 euros, que supusieron un descenso de más de 71.000 respecto a los 403.986 euros anteriores.

Por secciones, fueron 534 los becerros de recría que se subastaron, comercializándose 479 a una media de 215 euros, 11 más que el día 31 de octubre, pero la facturación se quedó en 103.019 euros, en torno a 29.000 menos porque entonces se habían vendido 647 ejemplares. También cayó el volumen de negocio del vacuno mayor, con 155.000 euros por los 186.560 previos. La media fue de 745, que supuso 2 euros más que hace una semana, pero solo se compraron 208 de los 224 ejemplares, frente a los 251 de la anterior Central. Por último, entraron 105 becerros carniceros y se vendieron 95 a 780 euros de media para llegar a los 74.113 euros facturados, 11.000 menos.

Mesas de precios

Respecto a las mesas de precios, descendió la cotización de tres de las cuatro categorías de porcino cebado aunque los lechones se apreciaron en 1 euro por unidad. También dos de las categorías de huevos, manteniéndose las otras dos, y subieron las gallinas de desvieje manteniéndose el precio del conejo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La Central vivió ayer una fuerte caída de animales y de volumen de negocio