La reducción de un celador en el ambulatorio de Silleda genera quejas de los usuarios

La pérdida de una trabajadora, derivada a A Bandeira, provoca demoras en plena campaña de la gripe


Lalín / la voz

El Servizo Galego de Saúde (Sergas) decidió derivar al centro de salud de A Bandeira a una celadora del ambulatorio de Silleda, tras incorporarse este pasado lunes al resolverse el concurso de traslados. En esa primera jornada laboral esa trabajadora estuvo unas horas en las dependencias silledenses pero después se le comunicó desde el Sergas que debía atender en A Bandeira. Ese cambio ha devenido en más carga para los dos celadores que quedan en Silleda, con quejas de usuarios por demoras ya que se ha producido la situación en plena campaña de vacunación contra la gripe.

Esos dos trabajadores integrados como Personal de Servizos Xerais (PSX), según comentaban ayer algunos pacientes, tienen dificultades para tender al teléfono en la petición de citas y a los propios usuarios que se acercan al ambulatorio silledense y que por ejemplo quieren vez para vacunarse contra la gripe. Estos celadores se encargan de fijar consultas para los médicos, pediatría o dentista, en este último caso para pacientes no solo de Silleda sino también de A Bandeira y Vila de Cruces.

Algunos usuarios lamentaban ayer que para cubrir las necesidades en el centro de salud de A Bandeira se haya recurrido a recortar el personal en Silleda. Demandan que se adopte una solución para contar de nuevo con tres celadores de servicio.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La reducción de un celador en el ambulatorio de Silleda genera quejas de los usuarios