De mecánico en Silleda a cantante


Manuel Calviño Pereira nació en Piloño (Vila de Cruces). Mecánico de profesión, desde hace quince años regenta un taller en A Bandeira en el que también trabaja su hijo, pero desde siempre su afición secreta fue la música. Secreta, porque confiesa que en toda su vida muy pocos lo oyeron, «só a miña avoa me escoitou un pouquiño», su hijo alguna vez que tarareó en el taller y «uns amigos nun bar que unha noite arrancouse algún a cantar, eu empecei para acompañar e acabaron deixándome cantar só unha de Molina». Sus amigos, que no sabían de ese don escondido, lo grabaron con el móvil. La grabación, cuenta Calviño, fue pasando de mano en mano «e chegou a oídos dun que traballa na tele de cámara» y que lo animó a presentarse a un cásting.

Lo hizo y la TVG lo seleccionó para participar en el concurso de Recanteiros. Su bautismo en el escenario será este viernes en el Luar.

Calviño, que dice que canta, «por dúas mulleres», aguarda la cita con ilusión, pero también «con moitos nervios». Le gusta, dice, todo tipo de música pero especialmente la copla, los pasodobles, la música gallega y las canciones de Juan Pardo o Julio Iglesias, y las rancheras. El viernes tendrá que cantar la que le asignaron y que, comenta, «non é do meu estilo, pero vaia». Está ensayando estos días todo que puede «porque co traballo non é fácil».

Sus compañeros son gente de orquestas «que saben música e eu non sei nada, o meu é a chave inglesa». Pase lo que pase ese día cumplirá el sueño de su vida, que era «cantar nun escenario cunha orquestra». Una actuación que «penso que ao ser un concurso non vou poder, pero o meu sentimento estará cos meu pais e a actuación dedícolla a eles».

Servirá también «para sacarme unha espiña que tiña de sempre» y además, destaca, «é unha experiencia bonita da que saes con moitos amigos». Lo que más nervioso le pone es el momento «no que colla o micrófono diante das 200 persoas do público e pensando nas miles que me van ver pola televisión».

Desde que anunció su participación «a xente está moi sorprendida e todo o mundo me di que non sabía que cantaba». A los vecinos les pide su apoyo esa noche porque, recuerda que «os decisivos e os que poden cambiar a balanza son os votos da xente». En el plató le acompañarán 30 familiares y amigos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

De mecánico en Silleda a cantante