Los hermosos parajes naturales por los que perderse en Silleda

El municipio ofrece numerosas alternativas para disfrutar de la naturaleza en un entorno privilegiado

.
j. b.
lalín / la voz

Bosques, ríos, colinas y senderos. Silleda ofrece una vasta extensión de espacios naturales donde perderse y disfrutar del medio ambiente en su estado más puro siendo la Fervenza do Toxa su principal atractivo. Estas cataratas de 70 metros de salto ofrecen un espectáculo de luz, agua y sonido. Su diversidad botánica y un bosque atlántico conservado a la perfección conceden a este lugar unas características únicas.

Pertenecen al sistema fluvial Ulla-Deza, cuyo trayecto a pie de río permite al caminante observar la desembocadura del Deza en el Ulla y une la fervenza con el Mosteiro de Carboeiro. La biodiversidad existente en las cercanías de este sistema fluvial destaca por su buena conservación.

Integrada tanto en tierras dezanas, incluido Silleda, como en Tabeirós-Terra de Montes, se encuentra la Serra do Candán. Estos parajes conservan grandes espacios abiertos y núcleos población ya abandonados como Grobas, o en retroceso poblacional como Acibeiro, cuyo monasterio cisterciense de Santa María ha sido rehabilitado como hotel.

Entre las cuencas de los ríos Ulla y Umia se encuentra un pequeño cordal de montes conocido como Brañas de Xestoso, con pendientes suaves y cumbres prácticamente llanas. Para los amantes de los árboles existen dos grandes reclamos, el bosque de Cascaxide y el alcornoque de Siador. El primero es un parque plagado mayoritariamente de robles, algunos de ellos centenarios y castaños de gran altura. Además de laureles, abedules, sauces y acebos, entre otras especies arbóreas, que alcanzan los doce metros de altura. Asimismo el bosque proporciona cobijo a un gran número de especies animales tales como lobos, corzos, jabalíes o zorros. El segundo es un alcornoque que con una edad estimada de quinientos años desde el 2009 pasó a formar parte del Catálogo de Árboles Senlleiras de Galicia de la Xunta. Es el primer ejemplar que lo consigue en Silleda y se encuentra próximo al Santuario de la Virxe da Saleta.

La playa fluvial de Cira aguarda la visita de los vecinos durante el verano

Aunque el calor está tardando en hacer acto de presencia y las lluvias se resisten a abandonar la comarca la playa fluvial de Cira, localizada en la desembocadura del río Deza, sirve de refresco para las personas que quieran atemperar el tardío bochorno veraniego. Cuenta con aguas calmadas y limpias perfectamente aptas para el baño además de disponer de aparcamiento para aproximadamente cuarenta coches. Cerca de la orilla se encuentran las mesas que facilitan que se pueda comer en las inmediaciones.

Entre otro de sus atractivos está un sendero que permite visitar la ribera baja. La playa se encuentra en un lugar de Fucarelos de la parroquia de Cira, situada al norte del municipio de Silleda lindando con A Coruña. Asimismo este emplazamiento está considerado Lugar de Importancia Comunitaria y destaca por su riqueza piscícola debido a la existencia de salmones, lampreas, truchas y ciprínidos.

Otra de las áreas recreativas más destacadas de la zona es el Muíño de Covián, en la parroquia de Rellas. Una construcción datada del 1810, restaurado en el 2008 e incluido este año en Industriana, la red europea del patrimonio industrial. Por sus dimensiones, 82 metros cuadrados y cuatro infernos, el de Covián es uno de los molinos mas destacados de la comarca. Por último el espacio de As Pedrosas es un lugar de paseo y descanso en la única carballeira que es de propiedad municipal. Visitable todo el año y totalmente gratuito, contiene parques infantiles, canchas deportivas y espacios juveniles. Además dispone de una fuente de agua potable y senderos para caminar.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Los hermosos parajes naturales por los que perderse en Silleda