Silleda ofrece una gran variedad de rutas de senderismo

El caminante puede disfrutar de rincones naturales de gran belleza y monumentos de siglos atrás

.
j. b.
lalín / la voz

Con la llegada de las Festas de Verán, Silleda recibirá cientos de visitantes durante el fin de semana. Aparte de las actividades programadas para estos días, el municipio alberga casi una decena de rutas de senderismo de diferentes estilos y dificultades. La conocida como Vía da Prata, en el tramo gallego Camino del Sudeste o Mozárabe, ofrece descanso a los peregrinos a su paso por la localidad para después continuar su camino hacia Santiago.

Existen otras dos rutas homologadas oficialmente por la Federación Galega de Montañismo que son la Senda do Deza y la Ruta da Auga. La primera tiene una longitud de unos seis kilómetros y permite al viajero disfrutar de la Fervenza do Toxa de más de 70 metros de salto. Además esta senda conduce hacia el monasterio benedictino de San Lourenzo de Carboeiro, fundado en el siglo X y considerado como la mejor muestra de estilo románico de transición. La Ruta da Auga, partiendo del lugar de Buxos, en la parroquia de Parada, se dispone en un sendero circular de 6,7 kilómetros de trayecto en el que molinos, fuentes y lavaderos dan a conocer la importancia del agua en esta zona.

El Sendeiro Castro de Toiriz es la ruta más corta, con apenas un kilómetro de trayecto en el que se puede descubrir la disposición de las casas de un antiguo castro. También pueden encontrar la Ruta Valenzuela, dedicada al escritor silledense Ramón de Valenzuela Otero, cuya longitud es de siete kilómetros y termina en el Pazo da Viña. Después el Sendeiro da Saleta es el más largo en su versión completa con 13 kilómetros, pudiendo rebajar la distancia si se toma el camino corto, siendo este de cinco kilómetros. Este itinerario circular permite disfrutar de una rica variedad de fauna y flora, a la vez que de un gran patrimonio cultural y artístico marcado por iglesias, pazos y capillas. Por último, el Sendeiro da Fervenza de Férveda es un recorrido lineal de ida y vuelta de 2,7 kilómetros de largo en el que se puede disfrutar de gran diversidad botánica autóctona de la zona además de molinos de Rodicio.

Carboeiro crece como referente al visitante entre el legado arquitectónico románico

La oferta patrimonial de Silleda tiene en el monasterio de San Lorenzo de Carboeiro su gran referente. El año pasado ya registró un aumento de visitantes con respecto al 2016 fijándose en 18.885 la cifra total, por lo que se espera que en este ejercicio el número siga en aumento. Carboeiro mantuvo la tendencia positiva pese al incremento de 50 céntimos en la tarifa anterior.

Este cenobio está considerado como uno de los monumentos mas característicos del arte medieval gallego, influenciado por las manifestaciones artísticas compostelanas. El monasterio es solo la joya de la corona del patrimonio románico de este municipio dezano. Entre los siglos XI y XII se edificaron numerosas iglesias románicas de gran valor arquitectónico. La de San Pedro de Ansemil es una de ellas, edificación que sirvió de convento para una comunidad de monjas benedictinas y fue contemporáneo al de San Lorenzo de Carboeiro. El conjunto religioso de Abades es otro de los reclamos silledenses para el visitante, compuesto por un santuario neoclásico y una iglesia románica.

Carboeiro ha implementado ya el horario de verano que se mantendrá durante julio y agosto. Como es habitual el monasterio permanecerá cerrado los lunes y estará abierto de manera ininterrumpida durante el fin de semana, de 11.00 a 20.30 horas. De martes a viernes las horas de apertura son de 11.00 a 14.30 y de 16.30 a 20.30 horas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Silleda ofrece una gran variedad de rutas de senderismo