Rueda destaca el buen pulso de la Semana Verde tras olvidar la crisis

Ensalzan la feria como motor económico de Galicia, con guiños a sus trabajadores


lalín / la voz

La Semana Verde de Galicia estrenó ayer década. La feria ya suma 40 + 1 en una edición marcada por el salto cuantitativo de metros expositivos y empresas participantes, donde se apostó por aglutinar certámenes más allá de Salimat, dando cobijo hasta el domingo a Turexpo, Festur y Fecap. La inauguración oficial permitió constatar la coincidencia en el mensaje político. El recinto de Silleda se revitalizó tras el golpe de la crisis, casi una refundación que está dando sus frutos en las últimas ediciones, convirtiéndose en motor económico de Galicia.

Superado ya el nivel de la precrisis y las cifras del 2007, como aseguraba el pasado año el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, en la simbólica edición cuadragésima de la feria, los números volvían a batirse en el 2018. Un crecimiento resaltado por el vicepresidente autonómico y presidente de la Fundación feiral, Alfonso Rueda, encargado ayer de inaugurar Semana Verde arropado por numerosos cargos autonómicos, provinciales y locales. Recalcó que el recinto ferial «esmorecía e houbo anos difíciles», para destacar «o seu rexurdir, levantándose ao ritmo da economía».

Rueda tuvo un guiño con el giro de timón dado a las relaciones entre Fundación feiral y Concello de Silleda, significando que el crecimiento en expositores y superficie ocupada se convierten en el mejor termómetro de la vigencia del certamen. Agradeció la reciente renovación del convenio con Abanca, tras los tres primeros años y después de firmarse en su día sin la garantía de ese reciente impulso del recinto.

La conselleira de Medio Rural, Ángeles Vázquez, ensalzó por su parte la capacidad de Semana Verde para triplicar su espacio en solo diez años, destacando como el propio Rueda su fortaleza y relevancia a nivel nacional e incluso internacional, con la presencia de nuevo de Andalucía o Portugal. También aludió a los frutos logrados mediante la colaboración público-privada, además de la fortaleza del sector primario en Galicia.

En representación de la Diputación, su vicepresidente, Carlos López Font, aludió a las casi doscientas actividades programadas durante la feria, «motor económico de Galicia y símbolo del emprendimiento». Recordó las pasadas dificultades para resurgir y comprometió la continuidad del apoyo del gobierno provincial a la Fundación feiral junto con Xunta, Concello y sector privado, recalcando la participación de Abanca y protagonizando el lapsus de la inauguración al citar a Vigo en lugar de Silleda.

El regidor, por su parte, reconoció el papel jugado por los trabajadores de la institución ferial y los que ya no están, a los que también citó en la presentación el director de Semana Verde, Ricardo Durán. Rueda, Vázquez y López se sumaron a ese recuerdo para el personal del recinto, tanto el actual como aquel que se quedó en el camino durante estas más de cuatro décadas.

Manuel Cuíña afirmó que «Semana Verde foi, é e será sempre ferramenta de traballo importante para o medio rural». Se congratuló el alcalde silledense de que Semana Verde vuelva a crecer, con confianza en el futuro. Y no faltó un guiño local, a las tres fiestas de interés turístico y otras dos en tramitación, Lacón y Romaría do Rapaz. Antes de recorrer los estands se constató la buena sintonía de las administraciones y su coincidencia en el halagüeño futuro del certamen.

Una amplia representación política y del sector agrario

La ausencia del presidente de la Xunta en el acto inaugural no fue óbice para que se produjese un desembarco relevante de políticos en Silleda. Este tipo de acto movilizan aunque no participe Núñez Feijoo, enfrascado quizás en cuestiones de partido y que se apartó de este posible foco mediático. Pero además de Rueda y Vázquez, estuvo la directora de la Axencia de Turismo de Galicia, Nava Castro, o los delegados territoriales de la Xunta en Pontevedra, José Manuel Cores, y A Coruña, Ovidio Rodeiro. El gobierno provincial desembarcó con varios diputados, además del vicepresidente Font, junto a alcaldes como los de Lalín, Agolada, Rodeiro o Forcarei. No faltaron diputados autonómicos o el senador José Crespo, entre otros cargos autonómicos y de corporaciones locales. El mundo agrario también acudió, tanto organizaciones sindicales como cooperativas o miembros de Africor.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Rueda destaca el buen pulso de la Semana Verde tras olvidar la crisis