Premios para Deza en los concursos de razas gallegas en peligro de extinción

Javier Benito
j. benito LALÍN / LA VOZ

SILLEDA

En el morfológico de porco celta hubo sendos galardones en recría para Isabel Rodríguez y a Lourdes Mullet en Galiña de Mos

08 jun 2018 . Actualizado a las 05:00 h.

El pabellón tres del recinto ferial de Silleda acoge un año más a las distintas razas autóctonas en peligro de extinción. Además de la exposición de ejemplares o degustaciones de productos, ayer se organizaron siete concursos morfológicos por parte de la asociaciones Boaga y Asoporcel. Cuatro de los múltiples galardones tuvieron protagonismo dezano. Uno de ellos en el quinto campeonato gallego de Galiña de Mos, en la categoría de gallina, con primer premio para Lourdes Mullet Abeledo de Lalín. Mientras, en lotes se impuso María Grille, de Val do Dubra, y en gallos, Javier Riqueza, de Pontevedra, dejándose pendiente de votación popular el de pollos, a conocer el domingo.

En el segundo Concurso Morfológico del Porco Celta también hubo premio, en este caso por partida doble, para una ganadera de Lalín. Fue en recría, categoría incluida por primera vez. Isabel Rodríguez Hermida obtuvo sendos galardones, primero y segundo para sus ejemplares. En cuanto a machos, ganó el cerdo de Carmen Novío, de Outes, y en hembras, el ejemplar de Manuel Rouco, de Vilalba, con tercer lugar de un ejemplar de Maricarmen Jacobo, de Agolada. Concurrieron un total de 56 unidades de 23 ganaderías gallegas.

Otro de los concursos morfológicos ya en razas bovinas y en su segunda edición, fue el de Frieiresa, imponiéndose Finlandia, de la ganadería Armental de Begonte, en Lugo. Y en el cuarto de raza Limiá lo hizo Laguna, vaca propiedad de Lisardo López, de la localidad ourensana de Baltar. También hubo concurso en la raza Vianesa, en su sexta edición, escogiéndose como mejor ejemplar Pala II, de la Ganadería Cimadevila de Montederramo; y en Cachena se galardonó a Solfa, de la Ganadería Tras do Río de Ortigueira.