El secretario de Silleda estima errores de apreciación y apelará la sentencia

Manuel Quintáns llevará también el recurso «al fondo» del derecho a la honorabilidad que el Juzgado desestimó en su demanda contra Pazos Couñago

.

Lalín / la voz

Los posicionamientos en la denuncia que mantiene el secretario del Concello de Silleda, Manuel Quintáns, contra el ex director xeral de Administración Local de la Xunta, José Alberto Pazos Couñago, siguen en el mismo punto que a mediados del año 2016 cuando se produjo el desencuentro Concello-Xunta por la reincorporación de Quintáns a la secretaría. La diferencia cualitativa es que se produjo la reciente sentencia del Juzgado numero 1 de Ribeira desestimando la demanda del secretario silledense.

Mientras el ex director mostraba su satisfacción por el fallo y trasladaba su apreciación de «xenreira personal» del secretario municipal, Quintáns anuncia su apelación a la sentencia.

El secretario del Concello de Silleda mantuvo ayer su consideración de que las declaraciones del ex director en junio del 2016 «sí atentan contra mi honorabilidad, aún reconociendo -por lo que señala la sentencia que rechaza esta intromisión- que siempre es un elemento de muy afinada subjetividad personal ese concepto de difamación», según precisa. Con estas consideraciones Quintáns anuncia que va a apelar fundamentándola «en base a errores de apreciación en que incurre la sentencia, a mi entender, y al fondo de ese derecho».

Estima el secretario silledense hechos «irrefutables». Por una parte señala que «sigo de secretario en Silleda y nombrado por él -y me jubilo a final de año-». Indica que el ex director le impidió durante cuatro meses, del 1 de abril al 1 de agosto, ser secretario en Silleda «cuando no había cambiado nada» entre ambas fechas, considerando Quintáns que «se vio obligado» a hacerlo.

Recuerda también que el entonces director xeral no está en el cargo desde su cese en el DOG de 22 de agosto del 2016.

Prensa y Tribunal Supremo

Asimismo, el secretario silledense abre el litigio, más allá de la reciente sentencia, recordando que «tenemos pendiente un contencioso-administrativo ante el TSXG, como ya había avanzado en el pleno de septiembre». Al analizar la sentencia, cuya resolución anuncia que va a apelar, el secretario de Silleda argumenta errores o discrepancias «en la valoración de la prueba de la sentencia». Discrepa sobre el posicionamiento del abogado del ex director en las referencias a las informaciones periodísticas. Señala que aunque habla en condicional, cuando dice «podría ser un usurpador...» y que el formato de las declaraciones no es en entrevista, el letrado se defendió alegando que muchas expresiones no son suyas y -cita- expresiones literales de «son comentarios de los periodistas que ya sabemos como distorsionan cuando no va entrecomillado».

Pero aunque se use el condicional «el conjunto contextual es afirmativo» y más cuando está aderezado con expresiones relativas a «ilegalidades» respecto a acuerdos municipales. Y sostiene Quintáns que la prensa «transcribió sus palabra aunque no estén siempre entrecomilladas».

«Lo mío es más grave»

La apelación por intromisión en su derecho al honor que anuncia Manuel Quintás se dirige a una sentencia en la que el Juzgado de Ribeira desestimó íntegramente su demanda y al mismo tiempo le traslada las costas procesales considerando, entre otros argumentos, que no todo comentario o hecho noticiable que se considere ofensivo menoscaba el derecho al honor. La misma lectura hizo la Fiscalía que solicitó en sus conclusiones que se desestimase la demanda.

Otra discrepancia de Quintáns con la sentencia es en referencia al fallo del Tribunal Supremo que obliga a un periodista a pagar al líder de Podemos 6.000 euros por las expresiones «chorizo», «mangante» y «gilipollas», considerando que el insulto no se justifica en la libertad de expresión ni incluso en polémicas de carácter político.

Si bien la sentencia es rotunda en considerar que no hubo intromisión al honor y ve desproporción en la indemnización de 45.000 euros solicitada, Quintáns cree que en base a esa sentencia «lo mío es más grave y me ofrece una base muy sólida dicha jurisprudencia del Supremo».

Pazos cree que el contencioso contra la Xunta «é un despropósito que acabará como este»

El secretario del Concello de Silleda, Manuel Quintáns, además de la denuncia contra el ex secretario xeral José Alberto Pazos Couñago, también presentó contencioso administrativo contra la Xunta enmarcado en los perjuicios que le causó en este proceso y en relación a otra plaza a la que no acudió en Madrid. Couñago asegura que «xamáis tivemos un problema similar con ningún habilitado» y, además, espera que esta situación creada «non acabe creando problemas para o Concello e os veciños de Silleda».

Respecto al contencioso administrativo planteado contra la Xunta, tiene le misma valoración que con la denuncia que se interpuso contra él. «É un despropósito que acabará como este», valoración que no obstante tiene pendiente la apelación que precisamente ayer anunciaba el secretario de Silleda .

Votación
0 votos
Comentarios

El secretario de Silleda estima errores de apreciación y apelará la sentencia