Pedirán a la Xunta catalogar y descubrir toda la calzada medieval encontrada en O Foxo

El Concello de Silleda propondrá a Cultura su catalogación y decidir su puesta en valor o su tapado

.

lalín / la voz

La inspección realizada el pasado miércoles por técnicos de la Dirección Xeral de Patrimonio Cultural en las obras de restauración del núcleo histórico de O Foxo, en Silleda, obligó al Concello a paralizar el proyecto. Los trabajos sacaron a la luz un tramo de la calzada medieval que discurría por esta población, cuya existencia se conocía y que había motivado la solicitud del preceptivo control arqueológico. El gobierno local anunciaba tras esa decisión la elaboración de una propuesta ante Cultura sobre este hallazgo, cuyo contenido se pretendía analizar con los vecinos de este lugar.

El regidor silledense, Manuel Cuíña, mantenía este jueves por la noche un encuentro con los residentes de O Foxo para explicarles las causas de la paralización de las obras, ahora condicionadas por las directrices de Patrimonio. La propuesta alternativa que remitirá el Concello a la Xunta ya está elaborándose y contará con el respaldo de las firmas de los vecinos de este núcleo histórico integrado en la parroquia de Silleda, como se acordó en la reunión.

El nuevo planteamiento municipal ante Cultura para el proyecto prevé que este departamento autonómico proceda a descubrir todo el trazado de la calzada medieval a su paso por O Foxo, así como su catalogación. Tras esa primera fase, se acometería el insertado de tubos para la futura dotación de saneamiento a este lugar -actuación que también está ahora paralizada- y se abordaría una segunda. Cuíña apuntó ayer que habría dos alternativas, «que ou ben se levante a calzada ou se volva a tapar deixando en O Foxo documentación gráfica para amosar a visitantes e peregrinos a valía deste vestixio histórico, colocando in situ paneis fotográficos».

El alcalde lamentó también las exigencias de la Dirección Xeral de Patrimonio Cultural, que dilatarán la ejecución del proyecto así como su redimensionamiento pese a que la intención municipal era poner en valor este conjunto histórico, con un coste inicial de 100.000 euros.

El hallazgo del tramo empedrado por debajo de la cuota prevista genera el problema

¿Por qué se debe paralizar el proyecto en O Foxo? La actuación programada buscaba recuperar parte del tramo de la calzada medieval. Pero el pertinente control arqueológico permitió constatar que el hallazgo, a una cota de terreno mucho más baja de lo esperado, era incompatible con la ejecución del proyecto tal como se diseñó inicialmente. Pro ese motivo los técnicos de la comisión de seguimiento de las obras, integrada por Patrimonio y Camiño de Santiago, cuestionaron la actuación y el Concello se vio obligado a paralizar el miércoles las obras. Entre ellas se preveía instalar tubos para dotar a este núcleo de saneamiento con balsas de decantación.

En espera de la respuesta de la Xunta a la propuesta una vez cursada, sí continúan otros trabajos incluidos en el proyecto. Entre ellos la recuperación de la fuente da Botica, que dispondrá de agua potable para dar servicio a vecinos y peregrinos. En un momento muy avanzado de ejecución está la puesta en valor del lavadero comunal, cuyo entorno se pretende tapar con xabre compactado. El resto del viario se mantendrá como hasta ahora, tras una limpieza de las márgenes.

Para el alcalde, con el problema surgido con la calzada medieval, «o máis razoable será conxugar a recuperación da nosa historia cun servizo aos veciños axeitado aos tempos nos que vivimos». Destacó además la importancia histórica de O Foxo aunque durante años se fue degradando este espacio y confía en que la Xunta se involucre para recuperar tras el sesgo que debe darse a la obra, inasumible por el Concello.

Votación
0 votos
Comentarios

Pedirán a la Xunta catalogar y descubrir toda la calzada medieval encontrada en O Foxo