Innovación en el agro

Para secar los productos usará un prototipo que funciona con energía solar


lalín / la voz

Su proyecto es pura sostenibilidad por los cuatro costados. Es una vuelta a los cultivos más naturales y ecológicos en los que se miman las plantas y se observa atentamente su crecimiento. La huerta siempre formó parte de la vida de María José Tallón García (Cortegada-Silleda), pero desde finales del pasado año 2016 con más intensidad. Un nuevo proyecto empresarial, de emprendimiento y en contacto directo con la tierra que nace catapultado por una situación de desempleo.

-A raíz de quedarme en paro fue cuando empecé a dedicarle más tiempo a la huerta. En realidad siempre la tuve en Cortegada, lugar en el que nací y está la casa de mis padres, pero estaba más centrada para el autoconsumo pero cuando me quedé sin trabajo, después de 23 años en Semana Verde, comencé a pasar más horas allí. En ese momento fue cuando se iniciaron los cursos de agricultura ecológica y de emprendimiento a los que me apunté, y al ser mi marido formador, empecé a darle forma a este proyecto ya que me encontraba muy cómoda trabajando en la huerta. Claro que fueron tiempos primero de aprendizaje y de empaparse de conocimientos específicos sobre el tema antes de apostar por este proyecto. Entró en funcionamiento oficialmente a finales del año 2016 bajo el nombre de Trasdeza Natur después de incorporarme a la actividad agraria.

-¿Desde el primer momento apostó por la agricultura ecológica?

-Si. Desde mi huerta siempre valoré el producto por ser natural por lo que no cabía otra opción. Incluso por responsabilidad nunca pensé en cultivar otro producto que no fuese el ecológico y natural.

-¿Mantiene la misma extensión de terreno de cuando comenzó?

-Fuimos añadiendo terreno en función de las necesidades de cultivo que se presentaron. Creo que en los inicios eran unos 300 metros y actualmente disponemos de unos 3.000 metros plantados. Planteamos el proyecto así; de crecimiento según las necesidades existentes. De hecho cursé la pertinente solicitud de incorporación al Craega (Consello Regulador da Agricultura Ecolóxica de Galicia) que dispone para este tipo de cultivos hasta 6.000 metros de extensión e incluso se pueden añadir algunos más. Con esta incorporación al Consello Regulador da Agricultura Ecolóxica de Galicia podré certificar mi producto como ecológico, que ya está considerado como tal al estar la empresa en lo que se denomina el período de adaptación y conversión, y falta menos de un año para que nos entreguen el sello de producto ecológico. Será en principio para el verano de 2018 pero, a falta de su entrega y asignación, podemos cultivar exactamente igual que es lo que estamos haciendo.

-¿Qué sale de la huerta de Trasdeza Natur?

-Fundamentalmente productos libres de cualquier tipo de químicos. La producción de la huerta va en función de las temporadas ya que se centra precisamente en cultivos acordes con cada estación.

-Su proyecto se centra además en un aprovechamiento de los excedentes de producción, ¿en qué consiste?

-La meta más próxima es deshidratar los excedentes producidos en huerta y llevar todo lo que se pueda a la cadena de venta. Para ello tenemos una colaboración con la Universidad de Santiago para poner en funcionamiento un deshidratador, que trabaja con energía solar, y que usaremos para secar el producto directamente salido de nuestra huerta.

Valorando el sabor. El consumidor busca productos saludables, con mucha calidad, sabor y olor. Apuesta por una alimentación cada vez más ecológica.

Tiendas y establecimientos de restauración. Ahí va a parar la producción de temporada de la huerta.

«Purificamos el agua residual para uso posterior de los riegos»

La transformación de verduras, hortalizas y frutas frescas en un producto deshidratado es posible, en buena medida, gracias a la ayuda recibida desde el GDR por el proyecto de huerta ecológica que presentó María José Tallón desde Trasdeza Natur.

-Era el siguiente paso que se buscaba. No todo el producto se logra comercializar. Existen excedentes y había que aprovecharlos de algún modo. La deshidratación era una posible salida para el aprovechamiento de producciones. Estoy ahora mismo con un taller sobre el tema que finalizará en el próximo mes de octubre.

-¿En qué consiste exactamente el proceso?

-No es más que una transformación que se le da a la fruta, verdura, hortaliza... Es quitarle el agua. Actualmente ya es muy común la comercialización de tomate deshidratado o de distintas frutas.

-Tienen en funcionamiento además un proceso de purificación de agua para riego en huerta.

-Si. Lo que hacemos es reciclar el agua residual en una laguna con plantas que logran una purificación de la misma y que posteriormente empleamos en la huerta para el riego.

-¿Los productos ecológicos son más caros?

-Desde mi punto de vista es un mito. Es cierto que el producto ecológico tiene un valor superior por haber sido cultivado libre de todo tipo de químicos pero el precio depende mucho del recorrido que esté detrás. Si vendes tus hortalizas o tus verduras en tu propia explotación no hay recorrido de producto y ningún intermediario, que son variables que van sumando en el precio final.

-¿Satisfecha?

-Enormemente. Estoy muy a gusto con lo que hago y agradezco el apoyo de la familia, mi marido y mis hijos en este proyecto.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Innovación en el agro