Condenan a cinco años de prisión a un silledense por un delito de pornografía infantil

Guardaba imágenes en un "pendrive" en su furgoneta de un menor, en varias desnudo y otras semidesnudo


Lalín / la Voz

La sección segunda de la Audiencia provincial de Pontevedra condenó a un vecino de Silleda a una pena de cinco años de prisión por un presunto delito de pornografía infantil. La vista oral se celebró a puerta cerrada el 31 de mayo en Pontevedra. Un compañero de trabajo del acusado encontró un pendrive en una furgoneta de la empresa para la que trabajaban y cuyo uso compartían. Este contenía imágenes de un menor, en varias de las cuales el niño aparecía semidesnudo de cintura para abajo exhibiendo de forma explícita sus genitales.

En la vista, el acusado, familiar del niño, se acogió a su derecho a no declarar y la defensa sostuvo que las fotografías no eran más que un juego de un niño de cinco años haciendo de Shin Chan cuando trataban de vestirlo.

En la vista los padres del menor manifestaron que supieron de la existencia de las fotos cuando fueron llamados a declarar a dependencias policiales, que vieron varias de las fotos y que entendían que fueron tomadas en un contexto de juego, sin ninguna intención sexual apuntando que su niño desinhibido que salía desnudo del baño y andaba desnudo por la casa. Pese a todo, la Audiencia consideró que existía un delito dado que los padres no sabían de las fotos y el acusado las guardó en un pendrive.

En la sentencia, del 14 de julio, se recoge que al acusado no le fue encontrado ningún otro material de carácter pornográfico en el registro realizado en su ordenador y en su domicilio. El fallo no es firme y contra él cabía la interposición de un recurso de casación ante la Sala Segunda del Tribunal Supremo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Condenan a cinco años de prisión a un silledense por un delito de pornografía infantil