Amio aumentó la concurrencia de reses en el año 2015, pero fue sobrepasado por Pola de Siero

El incremento de la comercialización a través de los mercados públicos fue generalizada en los recintos que operan actualmente salvo únicamente en el de León


Lalín / La Voz

Los mercados ganaderos españoles registraron un incremento de asistencia en el año 2015 de 40.722 animales bovinos. El incremento de la comercialización a través de los mercados públicos fue generalizada en los recintos que operan actualmente salvo únicamente en el de León, el más pequeño y en caída en picado.

Los balances de la Asociación Española de Mercados de Ganado, Asemga, sitúan en el ejercicio pasado un crecimiento moderado en los mercados gallegos aunque en la línea alcista generalizada. De las 537.657 reses que acudieron a todos los mercados españoles, los gallegos aportaron 188.984 reses.

Galicia sitúa tres mercados en ese mapa ganadero y los tres, Amio de Santiago, la Central Agropecuaria de Galicia en Silleda y el mercado lucense de Ribeiras en Castro de Rei operaron también al alza con incrementos concretos de 1.077 animales más en Amio, 1.818 en Silleda y 3.279 en Castro. En total sumaron 6.174 animales más el año pasado al incremento general en España de 40.722, lo que es poco porcentaje al ser casi la mita de todos los mercados.

La mejora de los mercados ganaderos en concurrencia de reses tiene matices puntuales. En el caso de Silleda, es la primera vez que incremente animales en los últimos diez años. Desde entonces venía perdiendo asistencia en mayor o menor medida cada año.

El incremento de Amio se ve minorizado por el fuerte impulso que tuvo Pola de Siero que adelanta al mercado compostelano en asistencia anual.

Así, el ránking español por cifra de animales en los recintos lo encabeza Torrelavega con 120.000. Ahora, en el segundo lugar se sitúa Pola con 112.000 cuando antes era tercera, y este lugar lo ocupa Santiago con 108.000 animales.

El tercer mercado gallego, el de Castro, con 38.644 animales en 2015 fue el que más creció en Galicia y amenaza ya con alcanzar las cifras de Silleda. Con los datos de 2015 el mercado lucense se sitúa a 2.851 animales de la Central Agropecuaria de Galicia en Silleda. Esa aproximación se vienen reiterando en los últimos años. En el ejercicio anterior la diferencia era casi el doble, 4.312 reses.

Subastas

Los mercados ganaderos gallegos, aparte de las cifra globales, se muestran con matices diferenciadores. La Centra Agropecuaria tiene su mayo peso en recría pero destaca porcentualmente la asistencia de ganado vacuno mayor. Este mercado se caracteriza por su sistema de comercialización informatizada mediante modelo de subastas que garantizan, según los promotores, la máxima transparencia y el mejor precio. Con formato tradicional, Santiago es mercado nacional y con operadores mayoristas y mete porcentualmente mucho más vacuno menor. Y Castro ya encontró un hueco ente los mercados y comercializa fundamentalmente vacuno menor..

Los mercados españoles mostraron recuperación el pasado año pero vienen perdiendo ganado, con altibajos anuales, salvo Silleda que fue caída continua, en los últimos diez años.

Desde el ejercicio de 2006, el mercado de Silleda, respecto al 2015, perdió 25.143 reses en asistencia anual. En el caso de Santiago esa caída fue todavía mayor al situarse en 29.064 animales menos. Y, en el mercado lucense de Castro, la caída fue de 6.536 animales.

En total, los tres mercados gallegos suman 188.984 animales, lo que supone algo más de seis mil más que el año 2015 y más de la mitad de ese crecimiento lo aportó el mercado lucense de Castro.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Amio aumentó la concurrencia de reses en el año 2015, pero fue sobrepasado por Pola de Siero