Ordenan a la Policía Local investigar el estado del vertedero de Campomarzo

El Concello no tiene constancia de su reapertura tras la alerta realizada por el BNG


Lalín / la Voz

El BNG de Silleda alertaba esta semana sobre el depósito de materiales inertes en Campomarzo, reanudándose la actividad en ese vertedero. Y anunciaba una pregunta plenaria así como a la Xunta a través del Parlamento de Galicia para conocer si la actividad se realizaba con todas las garantías y vigilancia, así como los permisos correspondientes. La corporación silledense celebró ayer pleno ordinario y Matías R. da Torre se interesó por este tema. Hubo ya respuesta del regidor socialista, Manuel Cuíña, quien aseguró haber encargado una investigación sobre los hechos ya que en el Concello consta como paralizado ese vertedero.

El gobierno local encargó un informe a la Policía Local sobre lo ocurrido en Campomarzo, ya que oficialmente no recibieron ninguna comunicación sobre la posibilidad de reabrir el vertedero de inertes clausurado. Tras obrar en su poder esa información se pedirán explicaciones a la empresa.

En la sesión plenaria celebrada ayer en Silleda se aprobaron casi todos los puntos por unanimidad. Ocurría por ejemplo en el primer punto del orden del día, donde la corporación ratificó con el voto favorable de PSOE, PP y BNG un acuerdo de junta de gobierno local del día 12 de enero. En él se consideraba inadmisible el recurso presentado por Indeza contra los presupuestos municipales de este año durante el plazo de exposición pública. La empresa argumentaba en su reclamación que en el presupuesto debería figurar la deuda establecida por el juzgado y no la parcial, por importe de 132.208 euros.

La oposición también se sumó al voto favorable a la propuesta de asimilar las juntas de portavoces a las comisiones informativas a efectos del pago por asistencia. Una posibilidad planteada en varias ocasiones por la formación nacionalista y que ahora se acuerda en pleno. Cada portavoz asistente a la junta percibirá 48 euros. Da Torre aludió a que la medida incide en la necesidad de «dignificar la vida política». Y precisamente otra propuesta del BNG del pasado pleno se hacía realidad ayer. En concreto se aprobaba la ordenanza de normalización lingüística, defendida por la nueva concejala socialista, Aida Castro. Hubo algunas correcciones menores del texto pedidas por Matías R. da Torre y se aprobó por unanimidad.

Ayudas para crear empleo

De nuevo el consenso fue total, ya había ocurrido previamente en comisión informativa, al aprobar la modificación de las bases reguladoras del programa de ayudas municipales a la creación de empleo. Deja de percibirse una cantidad fija para poder acumular varias aportaciones, hasta un máximo de 3.000 euros, que se elevan a 3.300 en el caso de mulleres de familias monoparentales con cargas. Antes era una aportación única de 2.000 euros. En total se destinan 25.000 este año. No faltó la felicitación al gobierno socialista por la búsqueda de consenso previo con los grupos de la oposición en este asunto, incidiendo el regidor en que, pese a la mayoría absoluta, se aboga por el diálogo con el resto de formaciones sobre asuntos de interés municipal.

Unanimidad para pedir la rebaja del peaje de la A-53 y futura ordenanza de limpieza

La unanimidad volvió a mostrarse por los tres grupos políticos al aprobar una moción de la alcaldía -figuraba como del PSOE, lo que generó una queja del BNG- para reclamar la rebaja del peaje de la AP-53 entre Santiago y Alto de Santo Domingo. Cuíña recordó que está entre los peajes más caros de España. Silleda se suma así a Lalín, que ya tomó el acuerdo y en breve lo hará Santiago, dijo el regidor silledense.

También hubo consenso en otras dos mociones nacionalistas, para ampliar las aceras a Chapa y para instalar paneles informativos en todos los lugares de las parroquias, así como en puntos de interés de Silleda y A Bandeira. El alcalde apuntó que hay 260 aldeas, algunas muy cercanas y sería inasumible ponerlos en todas. Además anunció una ordenanza de publicidad para combatir en feísmo urbanístico, que ya está avanzada.

El PP presentó sendos ruegos, uno de ellos por quejas ante el mal estado del aparcamiento municipal de la calle Colmeiro y por la existencia de contratos con empresas foráneas. Mientras, el BNG quiso saber cuándo se convocará la Mesa da Auga, apuntando el regidor que podría ser pronto al estar avanzado ya el estudio sobre el coste del abastecimiento puesto en marcha por el Concello, ya que la concesión acaba en junio. El saneamiento ya lo gestiona el gobierno local y se cuenta con datos de las depuradoras de Silleda y A Bandeira.

Da Torre se interesó por diferencias en iluminación pública en puntos de A Bandeira, con gente sin servicio en una zona donde se robó cable, con presupuesto ya pedido para su reposición al igual que en la recta de entrada a Silleda desde Lalín.

Sala etnográfica en Escuadro, en el centro interpretativo

La moción del BNG sobre la apertura de una sala etnográfica y de temática agraria en la antigua Sindical no prosperó en esas condiciones, aunque sí hubo acuerdo para otro emplazamiento provisional. Habrá un espacio para ese fin en el Centro de Interpretación da Natureza de Escuadro, en espera de una futura reubicación. Sobre la propuesta nacionalista el PP incidió en que se debería esperar para ver si había sitio, una vez se habilite el centro de capacitación agraria. El regidor abundó en el hecho de que la Sindical se cedió al Concello para uso agrario y podría haber problemas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Ordenan a la Policía Local investigar el estado del vertedero de Campomarzo