La Central cerró año con 336 reses, una de sus peores cifras de asistencia

la voz

El mercado de bovino de la Central Agropecuaria de Galicia, en Silleda, celebró ayer su última sesión del año con datos desalentadores. Reunió 336 animales lo que supone una de sus peores cifras de asistencia de todo el ejercicio 2012 en un mercado que su referente medio, aunque algo alejado ya, sigue siendo el millar de animales por sesión. Además, de las 336 reses en venta encontraron comprador 307.

La floja entrada se tradujo en flojas cifras de volumen de negocio que se situó al final de las distintas pujas en 117.844 euros cantidad también muy alejada de los promedios semanales que se acercan a los 400.000 euros.

La razón para esta caída en picado del mercado radica en el cambio de fecha que se retrasó del martes al miércoles por coincidencia con festivos. Los cambios siempre afectan al mercado pero en esta ocasión afectaron especialmente. Incluso sorprende que los ganaderos no avanzasen reses de la siguiente semana por el hecho de que la próxima sesión natural, el primer martes del próximo año, coincide en festivo y no va a realizarse. En Navidad se atrasó un día pero la sesión del día 1 quedó suspendida hace ya varias semanas. Los precios medios se quedaron ayer en 192 euros para las reses de recría; 793 para el vacuno mayor, sección que en su clase extra vendió cinco ejemplares a una media de dos mil euros; y 783 euros los ejemplares de los terneros carniceros.

Las cotizaciones de las mesas de pecios se mantienen invariables en todos los productos: porcino cebado, lechón huevos,, gallinas de desvieje y conejo. Estas mesas tendrán sesión el próximo día 2 de enero.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

La Central cerró año con 336 reses, una de sus peores cifras de asistencia