Quejas de padres por la supresión de las consultas de pediatría en Rodeiro y Agolada

Rocío Perez Ramos
Rocío Ramos LALÍN / LA VOZ

RODEIRO

La baja de un especialista obliga a acudir al centro de Lalín

06 abr 2024 . Actualizado a las 05:00 h.

Estos días la supresión temporal de las consultas de pediatría que se llevaban a cabo algún día a la semana en los centros de salud de Agolada y Rodeiro provocó las quejas de los padres que se ven obligados a recibir esta atención médica en Lalín teniéndose que desplazar hasta el centro sanitario de la capital dezana. Desde la gerencia sanitaria de Santiago se achaca esta situación a la baja de uno de los especialistas que presta servicio en el centro de salud lalinense. Apuntan que al parecer se espera que sea una baja de corta duración y que la situación se normalizaría en cuando la plantilla vuelva a estar completa.

Los padres se quejan de que e hecho de que los pediatras dejen de desplazarse a los centros de salud de Rodeiro y Agolada les supone esperas que, dicen, pueden ser de más de 15 días. Desde la gerencia niegan que la lista de espera sea tan larga y defienden que aunque es verdad que esa situación temporal no hace posible que un pediatra se desplace a Agolada y a Rodeiro, en Lalín, dicen, pueden ser atendidos cuando lo necesiten.

Inciden en el hecho de que en ambos municipios el número de tarjetas sanitarias de niños en edad pediátrica es muy pequeña. Dado que el especialista se desplazaba ya solo algún día a la semana, en caso de urgencia, en horario fuera del de las consultas de mañana, por ejemplo, o que no coincidiera la fecha con el desplazamiento del médico, los padres ya vienen acudiendo al centro de salud de Lalín para ser atendidos por un pediatra o por un médico de urgencias.

Una plaza ofertada para el turno de tarde que busca dueño

A estas quejas se suma la de falta de pediatra en el turno de tarde. Era una petición muy demandada por los progenitores de la zona. No hace mucho se convocó la plaza y desde Sanidade se llegó a anunciar la designación de la persona que tenía que ocupar este puesto.

El problema fue que finalmente al parecer el especialista renunció o ya ni se presentó al puesto, con lo que la plaza quedó de nuevo vacante. Desde la gerencia de Santiago se lamenta esta situación. Ahora tras quedar de nuevo libre, se buscará de nuevo un especialista que la cubra. Algo que la falta de especialistas en este campo no pone fácil.