Actividad frenética en los colegios con los preparativos de vuelta a las aulas

Los patios se dividen en zonas, se crean circuitos y se reparte material


Lalín / la Voz

En los colegios se está viviendo estos días una actividad frenética. En algunos centros están recibiendo los últimos pedidos de material y se está dejando todo a punto para el regreso de los niños a las aulas a partir del día 10. Un afán que se centra en la señalización de recorridos para el alumnado desde la entrada a las aulas, la división de los patios en zonas para evitar la mezcla de estudiantes y la colocación de hidrogeles, entre otras medidas.

A la hora de desarrollar los protocolos de la Xunta, el espacio es un plus. Hay centros grandes con un número reducido de alumnos en el que mantener las distancias es más fácil que en otros más saturados. Es el caso, por ejemplo, del colegio de Forcarei que este curso contará con una media de doce escolares por aula, Son 26 de Infantil y 63 de Primaria. Tienen ya todo el centro señalizado y en el recreo cada curso tendrá asignado un espacio que controlarán los respectivos tutores en cada grupo y a los que se sumarán los designados como especialistas en covid-19 que se encargarán de reforzar la vigilancia. Los centros se brindan en seguridad y no entrará nadie ajeno al centro sin cita previa en este caso. Los responsables de los centros están manteniendo reuniones o enviando comunicaciones a los padres para informarles de la situación.

Las entradas escalonadas se darán en casi todos los colegios. En el de Vilatuxe se aprovechan los dos edificios para separar e centro en dos. En agosto ya colocaron toda la señalización. Infantil, primero, tercero y cuarto de Primaria irán en un edificio u segundo, por el curso más numerosos, quinto y sexto en otro.

Se usarán en los centros todas las puertas de entrada disponibles. En el de Rodeiro son tres y servirán para que entren y salgan por una los de Infantil, por otra los de Primaria y por la tercera los de Secundaria.

Las mesas, al igual que en el resto de los colegios se están colocando con una separación mínima de 1,5 metros. Habrá geles hidroalcohólicos en las entradas y se dio a cada profesor un termómetro digital, paños desechables, gel, una pantalla y se colocaron en cada aula papeleras de pedal y se entregará un rotulador propio a cada estudiante para su uso en la pizarra y un estuche para guardar la mascarilla.

Desinfección del PAI de Rodeiro antes de la apertura del curso

Aunque ayer era festivo local en Rodeiro, eso no impidió que se trabajara intensamente. Pasaba en el colegio público y también en el PAI. En la guardería se llevó a cabo la última actuación que consistió en las labores de desinfección de las instalaciones dejando los espacios perfectamente listos y libres de posibles agentes patógenos.

Una actuación que se llevó a cabo con carácter previo al inicio hoy del curso escolar y la llegada de los niños que regresar hoy al centro. Desde el Concello se informa que los virucidas empleados para llevar a cabo esta desinfección profunda son los autorizados por el ministerio correspondiente en este caso.

Varios turnos en el comedor y mesas colocadas de forma oblicua para evitar estar de frente

Todas las precauciones y normas de seguridad que se ponen en los colegios no impedirán que los chavales compartan espacio en el autobús. Los comedores y su organización también exige mucho trabajo y ocasiona algunos trastornos y problemas con la necesidad de múltiples turnos en algunos centros y la falta de espacio físico. En el colegio estradense de O Foxo, el ANPA lleva días en contacto con los padres para intentar reducir la cifra y conseguir que solo usen el comedor aquellas familias para las que el servicio sea imprescindible. Lo mismo se intenta en otros centros con muchos alumnos como es el caso del Figueiroa en A Estrada que suma 445 estudiantes, 150 de ellos de Infantil. El colegio estrena este curso un pabellón nuevo que les vendrá de perlas y una biblioteca reformada con todos los detalles.

En el colegio de Prado habrá dos turnos de comedor y las mesas se colocan en zigzag. Una medida que se repite mucho para evitar que los niños estén unos frente a otros y bandejas individuales. En los comedores cada estudiante tendrá una silla asignada y ya no hay opción aquello de si uno alborotaba cambiarlo de sitio. También habrá dos turnos de comedor ben el colegio de Silleda. Unos comerán de 13.00 a 14.00 horas y otros de 14.00 a 15.00 horas. Los primeros tendrán una hora muerta que pasarán en un aula con mascarilla y guardando las distancias. Se comunicó la situación a los padres y a algunos del casco los recogerán ya al salir de comer. En el colegio de Rodeiro buscan ayudante de conversación. Llevan ya asignados dos y renunciaron.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Actividad frenética en los colegios con los preparativos de vuelta a las aulas