Un presupuesto de 1,1 millón de euros para los centros educativos

Las partidas destinadas a calefacción y luz suponen el grueso de los gastos


Lalín / la voz

La Consellería de Educación incrementó este año en un 2,34 % la partida destinada a los gastos de funcionamiento de los centros educativos. Una subida que no viene nada mal, sobre todo teniendo en cuenta, que la crudeza de este invierno hace que en colegios e institutos crecieran los gastos de calefacción y de electricidad.

Las asignaciones que la consellería destinó a los centros educativos públicos de las comarcas de Deza y Tabeirós-Terra de Montes se sitúan por encima del millón de euros. Suman 1.117.806 euros. De estos, una partida de 714.924 euros está destinada a los centros de Secundaria (aquí se incluye el centro integrado de Rodeiro que imparte Infantil, Primaria y ESO) y 402.882 a los colegios de Infantil y Primaria.

Los criterios de reparto se realizan en función del número de alumnos de cada centro, su superficie y las enseñanzas que se imparten. En los colegios, la asignación más pequeña le corresponde a la escuela infantil de Donramiro, a la que según los datos consignados por la consellería, le corresponden dos mil euros. El que tiene la cantidad más alta, es también el colegio con más alumnos de la zona, el Xesús Golmar de Lalín, al que le fueron asignados 52.496, seguido del Pérez Viondi de A Estrada con 38.332.

El colegio de Cerdedo recibe 9.689 euros, el de Agolada 18.358 el de Dozón 10.597 euros. A los centros públicos de Infantil y Primaria estradenses les corresponde una asignación de 120.777 euros. Son 38.332 para el Pérez Viondi, 31.194 euros para el e Figueroa, 18.053 para el de O Foxo, 14.261 euros para el de Vea , 10.062 para el de Oca y 8.875 para el Cabada Vázquez.

El presupuesto para gastos de funcionamiento de los de Lalín asciende a 128.053 euros. A los dos mil euros de la escuela infantil de Donramiro y los 52.496 euros del Golmar, se añaden 25.241 euros del colegio Manuel Rivero, 18.106 del Vicente Arias de la Maza de Vilatuxe, 10.987 del Varela Buxán de Cercio y 19.223 del Xoaquín Loriga de Prado.

Los de Silleda cuentan con 50.970 euros, 29.862 el colegio de Silleda y 21.108 el Ramón de Valenzuela de A Bandeira. A los centros de Infantil y Primaria de Vila de Cruces les corresponden 41.665 euros repartidos entre sus tres escuelas. Son 21.319 euros para el colegio Nosa Señora da Piedade de Cruces, 6.138 para el de Merza y 14.208 para el Cerdeiriñas de Piloño. El presupuesto de los dos de Forcarei suman 22.773 euros. Educación consignó 8.875 euros para el colegio de Soutelo de Montes y 14.261 para el de Forcarei.

En cuanto a los centros de Secundaria. Los tres institutos de A Estrada suman un presupuesto de 268.668. El Antón Losada Diéguez dispone este año de un presupuesto de 150.872 euros. El Manuel García Barros dispone de 64.876 euros para gastos de funcionamiento y el IES Número 1 de 52.920 euros.

El IES Chano Piñeiro de Forcarei cuenta con 38.512 euros para gastos de funcionamiento y el Marco do Camballón de Vila de Cruces con 68.279 euros. A estos se suman los 220.955 euros que reciben los dos institutos de Lalín. Al Laxeiro le corresponden 138.931 euros y al Ramón María Aller Ulloa, 82.024 euros. El colegio de Rodeiro recibe 40.720 euros. A Estos se añade el IES Chano Piñeiro de Silleda, con un presupuesto para gastos de funcionamiento de 77.790 euros.

El presupuesto de los centros suma, además de los gastos de funcionamiento otras partidas y asignaciones en función, por ejemplo, de su participación en diferentes programas e iniciativas, algunas de carácter europeo.

Este invierno, en los centros, el que más y el que menos, a falta de las cuentas definitivas, destaca el incremento en los gastos de calefacción en un invierno prolongado con bajas temperaturas, sumado a muchos días oscuros en los que tirar de luz eléctrica.

«Tentamos aforrar e os cartos os destinamos a obras de mellora»

En esto de llevar la economía de instituto cada maestrillo tiene su librillo, pero el que más y el que menos intenta ahorrar. El director del IES de Cruces, Diego Arias, explica que «a mediados de curso facemos unha estimación e a finais outra». Explica que «os gastos de luz e de calefacción sempre os calculamos muy hacia arriba, porque nunca se sabe». El objetivo final es «que nos quede unha medida duns 15.000 euros sin gastar a finais de curso». Con este dinero se afrontan los gastos del primer trimestre, cuando aún no disponen del nuevo presupuesto y también obras de mejora en el centro. Con esos remanentes ya automatizaron la calefacción colocando sensores para ahorrar y cambiaron ventanas y canalones en los últimos años.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Un presupuesto de 1,1 millón de euros para los centros educativos