El parque automovilístico crece a pesar de la crisis y la despoblación

En la zona se computaban 55.453 vehículos al cierre del 2016, con 53.254 en el 2008

.

Lalín / la voz

Aunque los gravámenes a pagar por un coche les cataloga como bienes de consumo casi de lujo, se convierten en imprescindibles en nuestro día a día. Esa dependencia se traduce por ejemplo en el creciente parque automovilístico existente en Deza y Tabeirós-Terra de Montes. Ni la constante caída demográfica, con menos vecinos potencialmente poseedores de un cacharro de cuatro ruedas, ni tampoco la crisis económica, supusieron un descenso de vehículos en posesión de residentes en las comarcas. El informe elaborado por el Instituto Galego de Estatística (IGE), con datos actualizados al cierre del 2016, refleja que más de 55.000 vehículos de todo tipo integran el parque de la zona, creciendo ligeramente sobre el año anterior pero muy por encima de las cifras previas a la crisis, las del 2008.

Comenzamos este año con un parque automovilístico en Deza y Tabeirós-Terra de Montes de 54.579 vehículos, que suponen 874 más que al inicio del 2016. Pero si la última comparativa interanual permite reflejar esa ligera subida, si la establecemos con el 2008, considerado como el primer ejercicio donde se desató la crisis económica mundial, la subida todavía resultó más significativa. En el 2008 había en las comarcas 53.254 vehículos por los 55.453 actuales, lo que supuso incremento superior al 4 % en apenas ocho años.

Al cierre del pasado año en Deza se contabilizaban 34.144 vehículos por los 33.569 del 2015, con mayoría de turismos, 24.917 frente a 24.482, seguidos de las 5.296 furgonetas o camiones y 368 tractores industriales; mientras, había 1.737 motos y 158 autobuses, cifrándose otro tipo de vehículos en 1.668. El mayor parque le corresponde lógicamente por población a Lalín, con 15.764 vehículos de los que 11.527 son turismos, 2.536 furgonetas o camiones, 785 motos, 150 tractores industriales y 43 autobuses. Por su parte, en Silleda se contabilizan 8.122 vehículos con la siguiente distribución: 5.711 turismos, 1.228 furgonetas o camiones, 464 motos, 140 tractores industriales y 100 autobuses.

Si continuamos de mayor a menor cifra el desglose por municipios en Deza, a continuación se sitúa Vila de Cruces con 4.875, de los que 3.635 son turismos, 700 furgonetas y camiones, 259 motos, 52 tractores industriales y 14 autobuses. En Rodeiro la cifra es de 2.328, con 1.743 turismos, 357 furgonetas y camiones, 96 motos y 13 tractores industriales, sin ningún autobús; en Agolada, de 2.153 totales hay 1.627 turismos y 329 furgonetas y camiones, con 95 motos, 10 tractores industriales y un autobús; en Dozón, 902 de los que 674 son turismos, 146 camiones o furgonetas, 38 motos, 3 tractores industriales y ningún bus.

Respecto a Tabeirós-Montes, en A Estrada se computaron al cierre del pasado año 17.431 vehículos, con 13.094 turismos, 2.432 camiones o furgonetas, 1.069 motos, 113 tractores industriales y 47 autobuses. En Forcarei de los 2.763 totales, 2.171 son turismos, 353 furgonetas o camiones, 108 motos, 9 tractores y un autobús. Por último, en Cerdedo el parque automovilístico se cerró el pasado año con 1.115 unidades, de las que 823 son turismos, 173 furgonetas o camiones, 67 motos y un tractor y un bus respectivamente.

La importación copó la mayoría de las matriculaciones de coches nuevos el pasado año

El informe sobre datos automovilísticos del IGE también permite constatar que los vecinos de las comarcas prefieren comprar vehículos de importación antes que los de fabricación nacional. Del total de turismos matriculados en el 2016 en Deza y Tabeirós-Terra de Montes, que fueron 910, 816 procedían tanto del mercado de la Unión Europea -primordialmente- como de otros países del mundo.

En Deza se matricularon el pasado año un total de 543 turismos, de los que 426 fueron importados de la Unión Europea (UE) y 70 de otros países, mientras solo 47 eran de fabricación nacional. Por municipios, las cifras en Lalín fueron de un total de 289 turismo, 224 de la UE, 38 del resto del mundo y 27 de fabricación nacional, mientras que en Silleda fueron 115, con 90 de la UE, 15 de otros países y 10 hechos en España; en Vila de Cruces fueron 74 totales, con 60 de la Unión Europea, 8 de otros países y 6 de fabricación nacional. En el caso de Agolada, de 31, 25 de la UE, 4 de otros países y 2 españoles; en Rodeiro, de 22, 18 llegaron de la UE, 3 del resto del mundo y 1 se construyó en España; y en Dozón, de 12, 9 de la UE, 2 de otros países y 1 nacional.

Respecto a Tabeirós-Montes, fueron un total de 367 turismos, con 264 de la Unión Europea, 56 de otros países y 47 de fabricación nacional. Por municipios, en A Estrada de 302, 219 procedían de la UE, 43 de otros países y 40 se fabricaron en España; en Forcarei fueron 50, con 37 de la UE, 7 de otros países y 6 españoles; y en Cerdedo, de 15 totales, 8 de la UE, 6 también importados y 1 de fabricación nacional.

Votación
0 votos
Comentarios

El parque automovilístico crece a pesar de la crisis y la despoblación