El paso del Camiño de Inverno obliga a ajustes para ampliar Lalín 2000

Javier Benito
javier benito LALÍN / LA VOZ

LALÍN

miguel souto

El informe de impacto ambiental para la cuarta fase pide incorporar zonas verdes en puntos próximos a la ruta y facilitar el tránsito de peregrinos

02 dic 2023 . Actualizado a las 05:00 h.

La Dirección Xeral de Calidade Ambiental, Sostibilidade e Cambio Climático acaba de emitir informe de impacto ambiental favorable para el proyecto de urbanización de la cuarta fase del polígono Lalín 2000. Un documento que propone una serie de actuaciones ante la afección que supone ese proyecto al patrimonio cultural, por el trazado del Camiño de Inverno y «poderá afectar ao discorrer e á seguridade dos peregrinos, así como provocar impacto paisaxístico significativo, polo que é indispensable a implantación das medidas preventivas e correctoras». Uno de los viarios previstos en el proyecto coincide precisamente con el camino de esta ruta jacobea.

Esas medidas planteadas desde la Xunta inciden en la dotación de zonas verdes y en una ordenación respetuosa con el paso de esta ruta jacobea por Lalín. En concreto se alude en el informe ambiental a un aparcamiento situado en el área sureste de la futura urbanización de la cuarta fase, próximo al Camiño de Inverno, donde «deberá incorporarse unha franxa de zona verde, con arborado de porte, que funcione como amortecemento entre o Camiño e a bolsa do aparcadoiro».

Respecto a la ordenación de los espacios, «deberá ser respectuosa e consciente do descorrer do Camiño de Inverno, de xeito que se impoña a menor presión posible sobre o mesmo». Para ello, el Ejecutivo autonómico plantea emplear elementos vegetales y la localización de zonas libres en puntos estratégicos próximos a esa ruta jacobea. «Procurarase en todo momento a seguridade e facilidade de tránsito dos peregrinos», recoge el informe ambiental. Además, recomiendan que se tengan en cuenta las directrices de la guía de buenas prácticas para las actuaciones en los Caminos a Santiago. Desde la Dirección Xeral de Patrimonio Cultural, como refleja también el informe de Medio Ambiente, ya informó que el proyecto debe contar con autorización previa al afectar a un bien catalogado como es el Camiño de Inverno.

Integración paisajística

Otras cuestiones a afrontar de forma previa versan sobre la integración paisajística y de restauración. Deberán detallarse actuaciones a ejecutar en cuanto a medidas preventivas y correctoras previstas en los estudios del paisaje tras la modificación del plan de sectorización de la cuarta fase de Lalín 2000, que fue informada en octubre del pasado año por el Instituto de Estudos do Territorio.

La nueva documentación deberá obtener además el informe favorable de ese último organismo. En el emitido inicialmente se aludía a que esa urbanización podía producir efectos significativos sobre el paisaje por el elevado movimiento de tierras previsto,

«o que pode ser parcialmente amortecido coas medidas preventivas e correctoras previstas nos estudos da paisaxe»

de la modificación del plan de sectorización.

Área de protección prioritaria para avifauna en peligro

El proyecto ahora dictaminado por el departamento autonómico se localiza dentro de una de las áreas prioritarias para avifauna amenazada o zona de protección contra las líneas eléctricas de alta tensión. Además, se incide en que a unos siete kilómetros se encuentra el espacio protegido Rede Natura 2000 Sobreirais do Arnego. El informe refleja que cualquier restauración vegetal o ajardinamiento a realizar se debe efectuar con especies autóctonas presentes en el entorno y establecerse un programa de vigilancia ambiental.

Un proyecto que incluye dos viales y tres glorietas, junto a las parcelas, a ejecutar en 3 fases

La urbanización de esta cuarta fase del polígono lalinense, que afecta a una superficie de 313.497 metros cuadrados, prevé la creación de un vial general que comunicará con el área industrial actual y que dará acceso a las distintas parcelas. Tendrá a su vez otros perpendiculares secundarios, que funcionarán como aparcamientos. El principal tendrá 24,4 metros de anchura y una calzada de 7, con dos carriles de 3,5 cada uno, así como 5 metros más para estacionamientos y aceras a ambos lados de 2,5. También se prevé un carril-bici en uno de los lados del doble sentido de circulación, de 2,4 metros de ancho, además de crearse dos glorietas intermedias.

A esas dos glorietas se sumará una tercera de intersección con el segundo vial previsto, en este caso para ampliar el camino existente que coincide con la ruta jacobea, que da acceso a viviendas excluidas del ámbito de actuación y a las parcelas de uso terciario que se generarán con esta cuarta fase. Esa ensanche del camino para tráfico rodado, limitado solo al pesado, tendrá sección suficiente para también permitir el paso peatonal por los lados. Se suman entre las actuaciones la creación de las propias parcelas nuevas para uso industrial, así como la zona dotacional y los espacios verdes.

El documento de informe ambiental favorable incide también en lo apuntado ya por los políticos, de que esta cuarta ampliación del parque empresarial Lalín 2000 no se acometerá de golpe. En concreto se alude a que se ejecutará en tres fases. Estamos ahora ante un nuevo paso en el largo camino para materializar la consecución de más suelo industrial en Lalín.