José González, nuevo presidente del Centro Lalín de Buenos Aires: «Logramos involucrar a gente joven en la nueva directiva»

Amelia Ferreiroa LALÍN / LA VOZ

LALÍN

Rober Amado

La entidad celebró el día 25 asamblea para elegir una nueva directiva, en unos comicios con presentación de una lista única

28 nov 2023 . Actualizado a las 05:00 h.

A pesar de haber partido de Lalín con solamente año y medio con destino a Buenos Aires, José González Costa insiste en que es lalinense por todos los costados. «Meu pai era de Filgueira e miña nai de Muimenta, que sempre me falaba das festas de San Lorenzo», comenta desde Argentina después de ser elegido el pasado sábado en asamblea nuevo presidente del Centro Lalín, Agolada y Silleda en sustitución de José Luis Seoane.

—Lleva ocupados distintos puestos en el centro, ¿le faltaba ser presidente?

—Posiblemente. Fui vocal unos catorce años, tesorero ocho y llevaba cuatro de vicepresidente. A la asamblea del pasado sábado presentamos una lista única, no hubo más, y salimos elegidos. El vicepresidente es Manuel Montero, la secretaría recae en Fernando López Pereira, hijo de José Luis López Garra muy conocido por todos, y el tesorero es Julián Seoane; hijo del anterior presidente. Es un joven de 24 años, y logramos así involucrar a gente joven en la directiva y en las tareas del centro; una cuestión fundamental para el futuro de la entidad.

—¿Goza el centro de una óptima salud económica y de actividad?

—El centro está bien ahora mismo. Aprovechamos los años de pandemia, y que el local estaba cerrado, para hacer unas obras en las instalaciones que tenemos en Moreno. Unos trabajos que fueron sufragados con una ayuda de la Xunta, una reserva que teníamos, alguna aportación que hicimos... Estamos con 700 socios y realmente gozamos de mucha actividad cultural. Entregamos todos los años el premio Puente del Deza a alguna iniciativa cultural, e incluso conseguimos recuperar el grupo de baile y de gaitas del centro, que se llama Lembranzas do Deza. Los socios acuden a las actividades que programamos, a las celebraciones que organizamos... El restaurante del centro está funcionando bien por lo que estamos en un buen momento en esos aspectos. En lo que se refiere al apartado contable tampoco no nos quejamos, a pesar de que la situación en el país es complicada como todo el mundo sabe.

—¿Qué proyectos tienen de cara a los próximos meses?

—Desde el punto de vista personal espero poder viajar para la próxima edición de la Feira do Cocido, y en agosto para las fiestas de Muimenta de las que tantas referencias tengo por mi madre. En lo que se refiere al Centro Lalín, Agolada y Silleda seguir buscando ayudas de los distintos organismos para llevar a cabo iniciativas en el mismo. Con anterioridad conseguimos traer tres gaitas destinadas al grupo, pero también para la institución para los interesados en aprender a tocarla, una de ellas fue donada por el Concello de Lalín.