El PP calienta motores en Lalín con un magosto con 1.500 vecinos y alusiones a la Reconquista de Crespo

r. g. LALÍN / LA VOZ

LALÍN

cedida

06 nov 2022 . Actualizado a las 21:22 h.

Las elecciones municipales están a la vuelta de la esquina. Y se nota. En Lalín el PP empezó a calentar motores este domingo con un magosto multitudinario en el que las castañas eran casi lo de menos. En la cita se congregaron más de 1.500 personas que además de dar cuenta de un menú completo pagado de sus bolsillos hicieron piña para encarar con energía la nueva carrera hacia las urnas. El presidente del PPdeG y de la Xunta, Alfonso Rueda, presidió un encuentro al que también asistieron el presidente provincial del PP de Pontevedra, Luis López; el conselleiro de Educación, Román Rodríguez, y, por supuesto, el alcalde de Lalín, José Crespo.

Rueda agradeció la asistencia masiva al evento: «Se non hai partido, non hai nada; e non habería equipo sen todos os que estades aquí facendo forza e animándonos a seguir traballando».

El presidente del PP gallego subrayó la importancia del trabajo de partido recordando lo que él denomina la «Operación Reconquista», en referencia al regreso de Crespo a la alcaldía lalinense en el 2019. «No 2015 pensabamos que estaba todo feito e vimos que non estaba nada feito. Collemos unha boa lección, pero o principal decepcionado polo que pasou, o que o tiña máis sinxelo para dicir ‘eu xa fixen moitas cousas, agora que pase outro’ fixo todo o contrario. Colleu toda a rabia, todas as ganas de facer cousas por Lalín, toda a forza que ten, se puxo a traballar e conseguiu o que parecía imposible: ser outra vez alcalde de Lalín e volver a poñer a Lalín no mapa despois deses catro anos. Grazas, Pepe, porque non era nada sinxelo», dijo Rueda.

Crespo saludó al auditorio indicando que «este magosto é un talismán para o PP de Lalín». Luego reivindicó la gestión del gobierno local. «Non somos perfectos nin moito menos. Fallamos e cometemos erros todos os días, pero se comparamos os resultados da xestión do cuadripartito non hai cor», dijo. «Posiblemente poidamos traballar mellor, pero non moito máis. Este goberno é moi traballador e por fin nos últimos meses as cousas comezan a encauzarse e empezan a verse os froitos dese traballo realizado», añadió.

Crespo no quiso pasar por alto las críticas que está recibiendo José Cuñarro: «Desde o PP de Lalín o que queremos é paz social, tranquilidade e harmonía. Pero algo que non imos permitir é que nos ataquen e nos difamen, por iso non imos permanecer calados».

Igual que Rueda, el alcalde lalinense también recordó la derrota del 2015, considerándola «unha lección vital» y pidiéndole a los populares «que non se confíen e pensen que este partido está gañado antes de xogalo».

En relación a Compromiso, Crespo dijo que «non deixan de ser unha escisión do PP. E como dicía Napoleón, na política os males hai que sanalos, non vingalos. Por iso pídovos que fagades o posible para que aqueles votantes que eran nosos volvan estar con nós no PP». «Hoxe aquí ponse o contador a cero e hai que comezar a traballar para conseguir a maioría absoluta o 28 de maio de 2023», terminó Crespo.

El PP de Lalín también aprovechó su magosto para reconocer la colaboración incansable con el partido de Fe Ramos, el ex edil Antonio Rodríguez, Fernando Porral y Patricia Pájaro. Los cuatro recibieron un detalle de manos de Rueda.