El arte que floreció en A Solaina este verano se exhibe en el museo Aller de Lalín

Javier Benito
j. benito LALÍN / LA VOZ

LALÍN

Miguel souto

Román Rodríguez anunció en el acto inaugural de la muestra la creación de una red de dinamización para los centros culturales del rural gallego

05 nov 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

El arte que germinó y floreció en A Solaina durante el pasado verano puede contemplarse desde ayer en el museo municipal Ramón María Aller de Lalín. Las creaciones gestadas durante la XV Xuntanza Obradoiro Internal das Artes Plásticas celebrada en Piloño cuelgan de las padres bajo el lema Unha pincelada por Paco, en un tributo más a ese hombre fundamental del arte, de la cultura y el rural dezano, en el décimo aniversario de su muerte. Piezas, de la escultura y la pintura al dibujo las técnicas mixtas y las instalaciones, que además se integran en un catálogo que se presentaba también en público.

La presidenta de la Fundación Paco Lareo A Solaina de Piloño, Carmen Lareo, recordaba en el acto inaugural que daba su tercer discurso en menos de tres meses en el museo. Aludía a muestras anteriores como Quentiños da Forxa e O Berro, en este caso con una selección de obras del artista cruceño, en defensa de la cultura, con su memoria cada vez más viva y dando continuidad a su labor. Entre otras iniciativas con una Xuntanza que, dijo, este año tuvo una producción más prolífica de los participantes «en torno a ese forxador de soños». Agradeció al Concello su apoyo para recordar que «Paco era un lalinense máis» y el cariño con que le recibían siempre.

El alcalde, José Crespo, provocaba una sonrisa entre los asistentes tras plantear que Carmen Lareo se empadrone en Lalín por el mucho tiempo que pasa en la localidad e incidir en la relación cordial, de amistad y colaboración, que tuvo siempre Paco. «Era un lalinense máis, facía moita vida connosco e temos unha débeda con el», dijo. Rememoró su preocupación por la continuidad de su legado tras su muerte para incidir en que diez años después sigue viva A Solaina y potenciándose, una referencia en Deza junto a Laxeiro como dinamizador cultural, mientras otros perdieron esa oportunidad pese a la relevancia de su obra.

Por su parte, el conselleiro de Cultura, Román Rodríguez, aprovechó el acto para anunciar la pretensión de crear una red de dinamización de centros culturales del rural. Hizo hincapié en la multitud de entidades que tienen actividad en Galicia, que nacieron de la iniciativa privada y generan multitud de actividades como A Solaina, la Fundación Neira Vilas o la Casa do Patrón en Deza, entre otras muchas por el resto de la geografía gallega, muchas veces por el voluntarismo de una persona, otras por asociaciones, patronatos o promotores.

Esa red de dinamización rural, dijo Rodríguez, buscaría coordinar servicios y acciones conjuntas en el campo cultural, apoyando así además la economía o la demografía además de la propia sociedad. Alabó la labor comprometida con su entorno de Paco Lareo, que continúa en su querida Solaina. Las obras que pueden verse hasta el 25 en el museo fueron creadas por Cristina Castro, Uxía González, Cora nova, Lucía Perdíz, Jorge Miguel Pinho, Juan José Liñares, Armando Martínez, Fernando Veloso, Carmen López, María Porto, Begoña Costa, Camilo Camaño, Lucía Dubra, Carlos Santos, Fondevila y Paío.