Los precios del combustible suben más de un 6 % en apenas un mes

David Cofán Mazás
David cofán A ESTRADA, LALÍN / LA VOZ

LALÍN

miguel souto

El coste medio de la gasolina en la zona está rondando los 2 euros el litro

14 may 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

Desde la Semana Santa hasta la actualidad el precio del combustible en las estaciones de servicio de las comarcas de Deza y Tabeirós-Terra de Montes no ha parado de crecer. Pese a las medidas implementadas por parte del Gobierno central para paliar el alza de la gasolina como los 20 céntimos de descuento por litro, la inflación galopante agravada por la guerra de Ucrania sigue golpeando el bolsillo de los transportistas y particulares que temen que el coste alcance y supere la temible cifra de dos euros el litro. A diferencia de otros puntos de Galicia, no se ha dado esta situación en la zona, no obstante, especialmente en el caso de la gasolina, la sensación es que se alcanzará ese precio de forma irremediable.

Como hace un mes, las estaciones donde es más barato repostar gasoil son la de SBC en A Estrada y las silledenses de Cobideza y Aira. Por aquel entonces el litro de diésel costaba 1,729, por los 1,829 actuales: una subida del 5,78 %. En el caso estradense el aumento es menor, ya que en la actualidad se encuentra a 1,819. Esta es la gasolinera más asequible de los nueve concellos y la número 21 de la provincia de Pontevedra. En el caso de la gasolina, se encuentra en el octavo puesto del listado provincial. Entre las más baratas también están las de Cobideza en Cercio y O Rodo en Rodeiro con 1,829 euros el litro. Asimismo, Staroil y Galp en Lalín cuentan con un precio de 1,859.

Como suele ser habitual, las gasolineras de Repsol ocupan los puestos más altos del ránking zonal, aunque se muestran diferencias entre los 1,899 de A Estrada y los 1,935 de las tres de Lalín. Las más caras se encuentran en Silleda siendo de 1,939 el litro en Galp de A Bandeira y Cepsa Silleda, aunque también cuenta con ese coste la de Carrefour en la capital dezana. Un encarecimiento descontrolado, ya que en plena Semana Santa el coste medio del diésel estaba en 1,795 euros el litro, un 5,24 % menos que en la actualidad, que se encuentra en 1,889.