La mayoría de los colegios mantienen los protocolos covid del año anterior

Rocío Perez Ramos
Rocío Ramos LALÍN / LA VOZ

LALÍN

E CUIÑA

Normalidad en un primer día con algunos centros aún con obras

10 sep 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

El inicio de curso arrancó en una jornada otoñal que hizo necesarios los paraguas en el primer día de cole. En los centros prima la prudencia y en la mayoría se mantienen prácticamente invariables las medidas contra el covid implantadas el curso pasado. Si ese, las clases se afrontaban con temor y con la presión de la responsabilidad ante los protocolos y el miedo a los contagios, en este los docentes, después de un máster intensivo de nueve meses, afrontan el nuevo curso con más confianza después de testar que las medidas funcionan.

En algunos colegios prefirieron no marear a los chavales con cambios y mantener las mismas medidas para evitar riesgos. Los centros de Infantil y Primaria tienen en sus clases al grueso de los menores de 12 años, la única población que aún no están vacunada y en los directores expresaban ayer su preocupación por la posibilidad de que a partir de ahora los contagios se pudieran centrar en ese rango de edad. El sentir general era el de no bajar la guardia. En algunos coles como el de Prado en Lalín el curso arrancó con obras en marcha. Aquí se está llevando a cabo una reforma integral. Las entradas y los recreos se reorganizaron para adaptarse a esa realidad. Explicaron que una parte del centro está acotado y «todo está señalizado». Esperan que los trabajos acaben para finales de octubre o principios de noviembre y apuntan que «xa hai moito feito no interior e vese moi bonito».

En el Pío Cabanillas de Dozón también están en obras y aunque no acabaron ayer tenían la sensación de estar estrenando colegio. Tienen ya un espacio remodelado, que es donde están los niños, y queda aún una parte en la que están trabajando y que se aisló del resto para no inferir. La directora comentaba ayer que «está quedando moi elegante». Al igual que en Prado, muchos de los cambios, explican en los centros, los irán apreciando a medida que avance el curso con mejoras importantes en iluminación, calefacción o aislamiento y obras en las cubiertas.