Lalín arranca las restricciones más altas con tendencia bajista de casos

Javier Benito
j. benito LALÍN / LA VOZ

LALÍN

E CUIÑA

En la capital dezana hay 51 activos y la incidencia ya está por debajo de 250

04 sep 2021 . Actualizado a las 22:40 h.

Entre la resignación y la impotencia, pero con altas dosis de cabreo, vivían hosteleros y restauradores de Lalín el comienzo ayer de las nuevas restricciones fijadas por el comité clínico en busca de reducir el impacto del covid. Habían situado al municipio dezano en el nivel alto el pasado martes, en su última reunión. Entonces Lalín contaba con 55 casos activos y una incidencia acumulada a catorce días de 257 por cada 100.000 habitantes, sobrepasando muy ligeramente uno de los indicadores que se evalúan para tomar este tipo de decisiones. Suponía el pico en la escalada iniciada días antes, achacada a un brote derivado de la presencia de lalinenses en las fiestas de San Roque de Melide. Pero este viernes ya se estaba por debajo, con incidencia del 238. Lo mismo ocurría a siete días, que cayó de 148 a solo 89.

La paradoja se produce al constatar que ese salto del nivel bajo-medio al alto -sin paso por el intermedio, lo que había causado sorpresa en políticos y sociedad en general- llega en tendencia bajista ya de casos activos. Desde el pasado miércoles hasta este viernes se contabilizaban cuatro menos, al caer de 55 a 51. Parece que el brote no fue a más a pesar de que el cribado realizado el sábado de la pasada semana entre jóvenes de catorce y veintiséis años, con 1.330 convocados, detectó sin contagios aunque solo acudió el 34 % de los citados a realizarse los test de antígenos.

En los establecimientos hosteleros tenían que reajustar de nuevo -tras bajar la persiana en la noche del viernes- después de muchos meses los aforos en el interior, que ahora quedan al 30 %. Todo un varapalo en una época además muy propicia porque sigue habiendo turistas, además del regreso de quienes estuvieron de vacaciones. Y con la proximidad de las fiestas de As Dores y la Feira do Cocido para incrementar la zozobra en el sector.