El PP rechaza crear la comisión sobre la peatonalización de calles en Lalín

Javier Benito
javier benito LALÍN / LA VOZ

LALÍN

Crespo apunta a humanizar la almendra central del casco urbano cuando se geste la «gran praza» junto a la iglesia y «a froita esté madura»

28 ago 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

La peatonalización de calles en Lalín tendrá que esperar al menos al próximo mandato. Quedó clarificado ayer tras rechazar el Partido Popular en pleno las dos mociones -una conjunta de CxL y BNG y otra del PSOE- en torno a la humanización del casco urbano. Una sesión donde los tres grupos de la oposición cargaron contra el gobierno local por la falta de contenidos, sin ningún expediente administrativo ni económico, que llevó incluso al portavoz nacionalista, Francisco Vilariño, a hablar de «cansancio e inoperatividade» y a Teresa Varela, de Compromiso, a asegurar que en seis años era la primera convocatoria plenaria sin ese tipo de asuntos, cuestión rebatida después por el regidor, José Crespo.

El posicionamiento contrario de Vilariño impidió un debate conjunto de las dos mociones sobre peatonalización planteado por el regidor, con votación separado, aunque sí estaba de acuerdo el coordinador de CxL, Rafael Cuíña. Ni prosperó la firmada por BNG y Compromiso para crear la comisión sobre la humanización del casco urbano y activar medidas recogidas en un informe elaborado por la Asociación de Empresarios de Deza (AED), ni tampoco la del PSOE, que concretizaba actuaciones en las calles Principal y Loriga, ahora en obras, además de plantear un nuevo plan de movilidad para incorporar nuevos espacios públicos para los vecinos en detrimento de los vehículos. En el debate, Rafael Cuíña defendió el modelo que ya se puso en marcha por el anterior gobierno en una apuesta de futuro que lamentó no tener el PP, ante el impacto negativo para el comercio, cuestionando que a pesar de su calidad se insista más en campañas solo de rebajas. Un modelo que sí están implementando concellos próximos como A Estrada, dijo, recordando pasos dados como la compra del párking subterráneo.

Ayuda del plan Ágora

En esa línea, Vilariño también insistió en reforzar la línea abierta de humanizaciones cuestionando que el PP «se deixe presionar por tres ou catro comerciantes» y pierda la ocasión de apostar por peatonalizar calles, criticando con dureza que se inviertan 700.000 euros en Principal y Loriga para que sigan pasando coches. Defendió que esa comisión abierta a todos los grupos políticos, colectivos e incluso particulares para definir el Lalín del futuro. También insistió, también en posteriores réplicas, en las causas por las que Lalín no pidió ayudas a la Diputación del plan Ágora y dejase escapar 100.000 euros o al menos la mitad para elaborar proyectos.

En su primera intervención, la socialista Alba Forno apuntó que no esperaba operatividad de la comisión aunque estaban de acuerdo con iniciativa. Por el PP, la primera respuesta llegó de la mano de Eva Montoto, quien defendió la pretensión de aplicar el modelo que llevaron en las elecciones del 2019 y que les hizo ganar la alcaldía, apuntando que no es el momento ahora de humanizaciones y sí de mantenerse fiel a su electorado. Una cuestión que Cuíña tildó de legítima en su réplica, para recordar que un anterior edil popular, cuando activaron desde el cuatripartito el proyecto para Loriga y Principal les dijo que ya lo debían haber hecho desde el PP. Acusó al concejal Nardo Seijas de culpar al anterior gobierno de esas obras previendo que cuando queden bien se las apropiará el actual. insistió en preparar a Lalín para el futuro, sin que funcione el modelo del PP, mientras Vilariño recalcó que donde mejor funciona el comercio es en calles peatonales.