Alumnos del Xacobeo Clarinet Fest alaban la gran experiencia que supuso el certamen

Rocío Perez Ramos
Rocío Ramos LALÍN / LA VOZ

LALÍN

miguel souto

El festival se cerró ayer en Lalín después de ocho jornadas intensas de clases y conciertos, que los participantes esperan que se puedan repetir el año que viene

23 jul 2021 . Actualizado a las 22:00 h.

El Xacobeo Clarinet Fest, que se cerró este viernes, dejó muy buen sabor de boca en Lalín. Alumnos del certamen, que se iniciaba el pasado día 16, expresaban ayer su satisfacción por una experiencia única que les permitió aprender y, al mismo tiempo codearse con los mejores. Entre los alumnos se encontraban jóvenes promesas de la música gallega que durante los últimos días compartieron su pasión. La clarinetista Marta Iglesias de la Artística de Merza, señalaba el plantel de prestigiosos profesores que formaron parte del elenco del curso indicando que «non todos os días podes estar ao lado de xente así».

La celebración dejó también la esperanza y el deseo de que el año que viene se pudiese repetir con el mismo escenario: Lalín. La localidad pasó el examen con nota y profesores y alumnos quedaron encantados con una experiencia que la mayoría calificaba de «moi intensa». Fueron muchos días de trabajo y de esfuerzo, con una larga lista de conciertos y muchas horas de clase, pero valieron la pena. Lo único que sobraba, como apuntaba alguno, era la pandemia deseando que el próximo festival pueda llevarse a cabo sin la sombra del virus. Precisamente el covid fue el culpable de algún cambio en el programa como la imposibilidad de que uno de los días se uniera al concierto de las 21.00 horas un trío de rock que, finalmente no pudo desplazarse a Lalín, por el covid.

A las felicitaciones se sumaban las del alcalde de Lalín, José Crespo. Este destacó la importancia que para Lalín tuvo la celebración de este festival musical que congregó en la capital dezana a los mejores clarinetistas de Europa que además de actuar dieron clase. «Fumos _dijo el regidor_ a capital da música europea no que toca a clarinete». En el evento, dijo, «nós poñemos 10.000 euros e a Xunta 20.000 euros e si o tiveramos que costear nós sós, ao mellor non eramos capaces». La idea es poder mantener una cita, que espera, se consolide año a año. Destacó la presencia de más de 80 estudiantes, solo dos de ellos de Lalín, y lo que esta nutrida asistencia supuso para la localidad en la última semana. Crespo señaló que lo que le gustaría «é que Lalín fose o Salzburgo de Galicia» indicando que por parte del gobierno local no escatimarán en esfuerzos «no que toca á música e as artes plásticas» expresando su especial agradecimiento a Xocas Meijide, al conselleiro Román Rodríguez y a la edila de Cultura, Begoña Blanco.