Reinauguración de la Ruta do Corpiño que estrena sello lalinense

La Voz LALÍN / LA VOZ

LALÍN

11 jun 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

El Camiño do Corpiño se reinaugura y a partir del día 20 estará disponible para los caminantes que deseen cubrir este recorrido de 19 kilómetros de longitud, de dificultad media y una duración estimada de cinco horas. Parte del Pazo de Liñares y acaba en el santuario de O Corpiño. En esta ocasión la ruta sirve para estrenar el sello de Facendo camiño por Lalín, que podrán timbrar los caminantes en diferentes lugares a su paso. La caminata tiene premio y los que la completen se llevarán una camiseta diseñada por Cecilia Sanmartín del restaurante Sanmartín de Losón. Ayer la iniciativa fue presentada en el Concello de Lalín por la concejala de Cultura, Begoña Blanco; la edila de O Corpiño, Eva Montoto; el presidente de Roteiros por Lalín, José Luis Rodríguez Jácome; y el cronista e historiador lalinense, Daniel González Alén. Begoña Blanco agradeció la gran labor de «esa patrulla de xente que se move para todo isto». Anunció un convenio con Roteiros que se firmará, dijo, en un máximo de quince días, y que llevará consigo una dotación de 5.000 euros. La concejala destacó la gran labor que han venido realizando a lo largo de todos estos años de forma totalmente altruista. Una colaboración a la que sumó la de Seminario de Estudos do Deza, de Daniel González Alén, y de Cecilia Sanmartín que, apuntó, «ofreceranos unha tapa de callos no seu establecemento».

Rodríguez Jácome recordó que ya están colocadas las 16 señales en otras tantas iglesias del municipio con paneles informativos. Tres de ellas están en esta ruta do Corpiño. El folleto informativo de la ruta editado servirá también de credencial y guarda un espacio para los sellos a llevar a cabo al principio, en el medio y al final de recorrido. Se cuentan con 150 camisetas que se repartirán entre los que cubran la ruta hasta agotar existencias.

Jácome destacó que se trata de una ruta que tiene tres iglesias románicas, castros, gastronomía y productos excelentes, y animó a los peregrinos que ya caminaban hasta el santuario a seguir este itinerario más protegidos del tráfico. Se incluyeron ahora dos pequeñas variantes a sugerencia de González Alén para pasar por la capela das Mercedes en Anzo y la supresión de un pequeño tramo en cuesta para ir por el medio de las casas. Son en total, dijo, 19 kilómetros que se pueden partir en dos con el centro en Madriñán, apuntando parajes como los dos kilómetros de sombra por la carballeira de Agrazán. Los folletos estarán disponibles en la Oficina de Turismo, el Concello y Liñares y los sellos se colocarán en locales de hostelería en varios puntos. Daniel González Alén, colaborador destacado en la consecución de O Corpiño como Festa de Interese Turístico Galego, ensalzó la colaboración de José Criado, párroco de O Corpiño, y calificó el santuario como «un dos iconos da zona».

Explicó que este era «un camiño de arrieiros, non só de viño, de transportistas en xeral que seguía cara as minas de Fontao e contaba tamén cunha desviación a Carboeiro» pasando por Merza de camino a Compostela. Un itinerario que, indicó, «ben podía ser tamén o Camiño de Loriga» porque, dijo, «por el levaron a comitiva fúnebre ata Losón onde repousan os seus restos». Espera que, una vez acabe la pandemia, O Corpiño recupere la fuerza de su fiesta. Blanco por su parte significó que el Concello potenciará el senderismo como una importante pata de la economía y el turismo en la zona con nuevas iniciativas.