La oposición de Lalín achaca a la presión social que se entierre la LAT

Javier Benito
javier benito LALÍN / LA VOZ

LALÍN

miguel souto

Alguna formación pide que haya protección efectiva para la fraga de Casas Vellas

26 may 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

El anuncio de Naturgy de que enterrará la Línea de Alta Tensión (LAT) O Irixo-Lalín para salvaguardar la fraga de Casas Vellas, más de seis años después de que se gestase el proyecto, se recibía ayer de forma muy favorable por los partidos de la oposición en Lalín y la plataforma Salvemos Catasós. CxL, PSOE y BNG coincidían en valorar de forma favorable la decisión de la compañía, lamentando en algún caso que llegase con tanto retraso y después de una sentencia judicial del 2017 contraria a que el tendido atravesase ese espacio natural tras una demanda presentada por el Concello.

El coordinador de Compromiso por Lalín, Rafael Cuíña, valoró positivamente «saber que non se lle tocará ás fragas de Casas Vellas», y que finalmente «Naturgy caera da burra». Lamentó el político lalinense que dicha decisión no se tomara en el minuto uno, tal como se reivindicó desde el primer momento. Significó que «sen a presión popular de Salvemos Catasós e dos partidos políticos que conformamos o anterior goberno, se non tivésemos levado esta cuestión á xustiza e non tivésemos gañado a dia de hoxe a Fraga de Casas Vellas estaría arrasada e devastada».

Desde el PSOE también mostraban su satisfacción por la decisión de Naturgy de enterrar la línea aprovechando el trazado de la antigua N-525, tras amenazar Casas Vellas en Catasós y salvaguardando así este espacio de gran valor natural. Recuerdan que desde el inicio del conflicto en el 20143 siempre pidieron soterrar el tendido. «Cumpriuse a opción con máis sentido común e, aínda que chega tarde, conseguiuse o obxectivo de impedir a destrución de Casas Vellas de modo que é un día no que todos os lalinenses debemos estar moi satisfeitos», apuntaba ayer el portavoz municipal socialista, Román Santalla.