La periodista de La Voz Laura G. del Valle, segunda en el Cunqueiro

Olimpio Pelayo Arca Camba
o. p. LALÍN / LA VOZ

LALÍN

.

Gana la cubana Yanet Acosta un año con 7 trabajos extranjeros

28 abr 2021 . Actualizado a las 17:27 h.

El jurado de la vigesimoséptima edición del premio nacional de periodismo gastronómico Álvaro Cunqueiro se reunió ayer en Lalín para fallar los galardones de este atípico año que ha dejado a la capital dezana sin Feira do Cocido en la antesala del Entroido. Fueron un total de 26 los trabajos que concurrieron a la cita convocada por Concello de Lalín y asociaciones gastronómicas gallegas, con amplia presencia internacional, ya que fueron hasta siete los presentados desde el extranjero, con autores cubanos, argentinos y un trabajo llegado desde Egipto. El primer premio, dotado con 3.000 euros, recayó en el trabajo The Foodies Studies Magazine, de la periodista cubana Yanet Acosta Meneses, por el nuevo enfoque con que se aborda la gastronomía en período de escasez, en una edición del 2020 en un tiempo para la reflexión en momentos de pandemia, y por la solidez de los artículos desde el punto de vista de la investigación; se cita además la capacidad de influencia en la cocina y la incorporación de trabajos de periodistas, investigadores y cocineros.

El segundo premio, dotado con 1.000 euros, fue para el trabajo La Galicia del plato pequeño, de la periodista de La Voz Laura García del Valle. En este caso el jurado, integrado por periodistas de medios y asociaciones gallegas, destacó «a sensibilidade amosada no plantexamento de abordar a gastronomía galega dende un punto de vista diferente, nun territorio de gastronomía de pratos de gran formato, potenciando unha alternativa de máis pequeno tamaño». Se apuntó una mención especial a la calidad y originalidad del trabajo Apericuentos, de Alba García Marcos.

Trabajo académico

El premio al mejor trabajo académico ?1.000 euros? lo firman Clara Castilla Freire, Adrián García Fentanes, Ariadna Leis Capelo y Marta Rey Castaño, por A Meca do Bacallau, por transmitir el vínculo entre una localidad de interior como A Baña con un productor del mar como el bacalao.