La tercera ola queda atrás y ya hay cuatro concellos en la zona sin casos

Todos los municipios tendrán movilidad entre sí desde el lunes y con las 7 ciudades


lalín, a estrada / la voz

La desescalada continuará desde este lunes en las comarcas al entrar tanto Forcarei como Cerdedo-Cotobade en el nivel medio. Supondrá por ejemplo que haya ya movilidad entre todos los municipios de Deza y Tabeirós- Terra de Montes. Hasta ahora había «fronteras» entre Silleda, Lalín y A Estrada con Forcarei. Ya había ocurrido desde este viernes con otros casos, en concreto con Vila de Cruces y Arzúa, tras alcanzar el territorio coruñés el mismo nivel que el dezano, al igual que Rodeiro con el vecino municipio lucense de Taboada, que estuvieron un tiempo en un nivel más alto de restricciones.

Los cambios adoptados por el subcomité clínico este viernes también supone ya que desde la zona se puede viajar a las siete ciudades. El nuevo mapa de desescalada establecido a partir del lunes posibilita ya ir hasta A Coruña, Ferrol o Pontevedra, que estaban vedadas para los vecinos de Deza y A Estrada, aunque sí podían ir hasta allí desde Forcarei y Cerdedo-Cotobade.

La tercera ola parece estar quedando atrás en las comarcas si analizamos los datos de casos, tanto a siete como a catorce días, así como la incidencia por cada 100.000 habitantes. Todo ello a pesar de algún pequeño paso atrás como el que parece vivirse en Lalín, donde ayer reputaron de nuevo los casos activos, ya una quincena, mientras que a catorce días se saltó la barrera psicológica fijada por la Xunta entre uno y nueve, al contabilizarse once. A siete días, el municipio lalinense sí está en ese parámetro de cifras.

Hay en la actualidad cuatro concellos donde no se registran casos a siete días y en dos de ellos -Dozón y Rodeiro- lo mismo ocurre a catorce. A una semana pasa en Agolada y Forcarei, pero en el municipio dezano y en el de Terra de Montes están en el parámetro 1-9 a catorce días. En A Estrada se contabiliza esa misma horquilla de 1-9 tanto a siete como a catorce jornadas, lo mismo que ocurre en Vila de Cruces y Cerdedo-Cotobade, donde ayer solo había siete casos activos. Por su parte, en Silleda están en 1-9 a siete días, pero cuentan con una decena de casos a catorce.

Niveles por incidencia

Respecto a la incidencia acumulada a siete días, al margen de los municipios a cero y por tanto sin ella, tanto A Estrada como Cerdedo-Cotobade se encuentran en el denominado nivel bajo, con entre 10 y 25 casos por cada 100.000 habitantes. En el nivel medio -entre 25 y 75- se encuentran tanto Silleda como Lalín, mientras que en un nivel alto -de 75 a 125- figura Vila de Cruces.

Si tomamos en cuenta la incidencia a catorce días, solo hay dos concellos sin casos contabilizados en ese período, los citados Dozón y Rodeiro. En nivel bajo, es decir, con entre 25 y 50 casos, se encuentran tanto A Estrada como Forcarei y Agolada. En nivel medio, entre 50 y 150, se sitúan en la actualidad -según los datos hechos públicos ayer por el Servizo Galego de Saúde- los municipios de Lalín, Silleda, Vila de Cruces y Cerdedo-Cotobade.

Las cifras tienden a la mejoría en esta tercera ola en las comarcas pero se debe extremar el cumplimiento de las medidas dictadas por las autoridades.

Mínima incidencia en los centros educativos y caída de presión en uci

La tercera ola también remite con intensidad en los centros educativos de la zona. Según los datos facilitados ayer por la Xunta, tan solo se registran seis casos. Tres de ellos en A Estrada, con una respectivamente en el colegio de Oca, el IES Losada Diéguez y el CEIP de O Foxo, aunque desde la dirección el viernes aducían llevar tiempo sin ninguno. Se suma uno en el colegio Manuel Rivero de Lalín y dos en el centro plurilingüe María Inmaculada de Silleda.

Por otra parte, la presión asistencial en el área de Santiago se mantiene estable y su tendencia ha sido a la baja durante las últimas semanas, aunque el descenso de pacientes en uci es lento. Los enfermos en intensivos pasan de 14 a 13, según los datos del viernes facilitados ayer por el Sergas. Pese a ello se pide prudencia para evitar contagios.

Lleno en las terrazas y alivio por la moratoria a la hostelería

El buen tiempo reinante en la primera jornada del fin de semana, la salida a hacer compras o a disfrutar del tiempo libre animó ayer las terrazas en la mayoría de las localidades de la zona. En calles céntricas de Lalín por ejemplo estaban bastante concurridas entre el mediodía y el horario de cierre, a las seis de la tarde. La mayoría de clientes preferían optar por estar al aire libre -donde hay que recordar que las terrazas se pueden ocupar al 50 %- en lugar de ocupar el interior, donde tan solo está disponible el 30 % del espacio. Ni eso al menos hasta el lunes en Forcarei y Cerdedo-Cotobade.

En el sector hostelero además se recibió con cierto alivio la decisión de la Xunta de establecer una moratoria de una semana antes de la entrada en vigor de la nueva normativa en torno a la obligatoriedad de los códigos QR y los carteles con el límite de capacidad. En este último caso ya eran muy pocos los que carecen de ellos, pero se estaban encontrando algunos empresarios con dificultades para la descarga del citado código para el rastreo de los posibles contagios. Ahora no entrarán en vigor hasta la medianoche del día 12 de marzo.

Queda ahora esperar si el anuncio por ejemplo de la Policía Local de A Estrada de una mayor vigilancia en terrazas se traduce en la apertura de expedientes y multas, como ya ocurría en Lalín el pasado fin de semana con varias tramitadas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La tercera ola queda atrás y ya hay cuatro concellos en la zona sin casos