La venta de madera generó 7 millones de ingresos en la zona a los propietarios forestales

Deza-Tabeirós fue el segundo distrito en la provincia con más facturación, superado solo por Caldas-O Salnés con 9,4


Los propietarios forestales de la provincia de Pontevedra consiguieron unos ingresos el pasado año por la venta de madera que rondó los 26 millones de euros. La Asociación Forestal de Galicia (AFG) daba a conocer ese balance económico tras analizar los datos de cortas que contabiliza la Consellería de Medio Rural. El distrito forestal de Deza-Tabeirós se situó como el segundo en generar una mayor facturación, entre los cuatro en los que se divide el territorio pontevedrés. En concreto fueron algo más de 7 millones de euros los obtenidos por la comercialización de madera en la zona. Solo fueron superados por el distrito de Caldas-O Salnés, donde se llegó a los 9,4 millones. En este caso además con un protagonismo principal para los ingresos por cortas de eucalipto, que supusieron 7,5 millones, una cantidad que supera por ejemplo el total de Deza-Tabeirós.

Desde la Asociación Forestal de Galicia destacaban la fortaleza del sector, con comunidades de montes y propietarios particulares obteniendo de la gestión del monte unos ingresos similares a los de otros años. Detrás de Caldas-O Salnés y Deza-Tabeirós el tercer distrito de la provincia en facturación fue el de Vigo-Baixo Miño, con 5,7 millones, y, por último, se alcanzaron los 3,7 millones en O Condado-A Paradanta.

Liderazgo en pino

Los datos manejados por la AFG desvela que el distrito forestal dezano lideró la facturación de madera de pino comercializada el pasado año. En concreto el volumen de negocio para esta especie arbórea se situó en los 3,8 millones de euros, suponiendo más de la mitad del total, que fue de 7.047.764 euros.

Los dos primeros meses de confinamiento habían ralentizado la actividad de toda la cadena maderera, incluida las cortas. Pero en el conjunto del 2020 las comunidades de montes y los particulares de la provincia de Pontevedra alcanzaron cifras de facturación en la línea de ejercicios anteriores, además de mantenerse la actividad en otros campos, como los trabajos silvícolas, la prevención de incendios o las plantaciones. Respecto al conjunto de Galicia, en cortas destacaron las de eucalipto, que supusieron el 58 % del total, mientas que de pino se llegó al 39 %. Los parámetros fueron similares a años previos. Mientras, las frondosas caducifolias supusieron menos del 3 % de las cortas comerciales en la comunidad gallego, lo que dificulta precisar una facturación fiable generada por estas especies, ante la diversidad de sus calidades, destinándose principalmente a leña doméstica.

A pesar del escaso valor comercial, desde la AFG resaltan que las comunidades de montes y particulares son los protagonistas de la conservación de más de 400.000 hectáreas de frondosas caducifolias en Galicia, así como la conservación de la biodiversidad y usos sociales de esas masas

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

La venta de madera generó 7 millones de ingresos en la zona a los propietarios forestales