La oposición apoya sin fisuras la movilización de la hostelería de Lalín

Exige mayores medidas de ayuda para el sector y la supresión de tasas


Lalín / la Voz

La oposición lalinense manifestaba ayer por separado su apoyo incondicional a las movilizaciones de la hostelería reclamando al gobierno local que se vuelque con el sector y ofrezca mayores ayudas. Compromiso por Lalín considera las movilizaciones como «xustas e necesarias» y se suman «ao berro unánime do pobo de Lalín» ante la situación. Piden a otros sectores como el del comercio que se unan a la marcha reivindicativa convocada para el próximo miércoles, a las 17.30 horas. Creen que no se debe politizar partidariamente la manifestación señalando que Compromiso acudirá no como formación sino que sus miembros irán a título individual.

CxL no comparte los criterios de cierre del sector «porque os datos demostran que non son nin de lonxe os culpables» y exige que no se cobre a los hosteleros impuestos municipales ya que no pueden tener actividad. Exigen que las ayudas de apoyo de la Xunta no repercutan en el IRPF tributando «de xeito prexudicial» quejándose de que «as do Concello de Lalín, nin están, ni xa se agardan». El coordinador de CxL, Rafael Cuíña, recuerda su propuesta de poner dinero en circulación con ayudas como los 50 euros que Carballo da a cada vecino mayor de edad para comprar en el comercio local o gastar en la hostelería «e aquí Crespo e Lamas non o ven. Cren que co servizo a domicilio chega», afirma.

Los socialistas, por su parte, exigen a Crespo, una rectificación urgente para eximir de tasas a la hostelería y al comercio «tal e como demanda o propio Feijoo». Creen que las ayudas económicas anunciadas por la Xunta son «claramente insuficientes e un de cada dous hostaleiros pode quedar sen prestación». Piden al Concello de Lalín que se vuelque con «un sector que fixo as cousas ben e non ten culpa do que está a pasar», afirma el portavoz socialista Román Santalla. Acusa a Crespo de «non baixar un céntimo os impostos á hostalaría e ao comercio a pesar de que os seus ingresos van caer en picado» e insta al regidor a rectificar.

Cifran en 12.000, los locales de hostelería del área cerrada y si la Xunta otorga un mínimo de dos mil euros hasta un presupuesto de 12 millones de euros «as contas non dan e a metade, polo menos, non se poderán beneficiar».

El BNG también apoya las movilizaciones e insta al alcalde a tomar medidas de apoyo al sector. Creen que el regidor tiene que sentarse con los hosteleros y escuchar sus reivindicaciones para hacer de interlocutor entre ellos y la Administración, sea la Xunta o el Estado.

Cree que el Concello de Lalín debería echar una mano al sector a través de una línea de ayudas para hacer más llevadero este tiempo de cierre obligatorio. Pone de ejemplo los 300 euros fijos otorgados en Verín y a las que se sumaban otras variables en función de los gastos de cada establecimiento. Piden también al gobierno local que rectifique y apruebe de forma urgente la bonificación y exención de tasas municipales.

Lalín suma ya 57 casos activos, Silleda cuenta con 34 y Vila de Cruces baja a 13

El número de contagios continúa subiendo en Lalín que ayer sumaba un total de 57 casos activos. En Silleda se contabilizaban 34 y, en cambio, en Vila de Cruces, las cifras siguen a la baja. Ayer eran 13, los casos activos en el municipio. Por otra parte, y por lo que se refiere a los colegios, se suma un caso de una alumna en el colegio de Silleda. La estudiante llevaba ya unos 15 días en casa confinada después de que un familiar diera positivo con lo cual el caso no repercute en el centro ni tiene como consecuencia ninguna cuarentena por parte de nadie. La residencia de Silleda continuaba ayer libre de casos después de que los trabajadores volvieran a dar negativo en las pruebas efectuadas.

Tras una consulta con la Xunta, se mantiene la celebración de la Central Agropecuaria de Silleda del próximo martes. En cuanto al mapa de Sanidade. Se mantiene Lalín en alerta roja, es decir en nivel 3. En nivel 2 está A Estrada; en nivel 1, Forcarei, Silleda y Cruces y Agolada, Rodeiro, Dozón y Cerdedo-Cotobade en nivel 0

La teniente alcalde, Paz Pérez, dio positivo por coronavirus.

La teniente alcalde y concejala de Servizos Sociais del Concello de Lalín, Paz Pérez Asorey, dio positivo por coronavirus. La edila llevaba aislada en su casa desde el pasado martes por un contacto con un positivo de su entorno familiar y ayer, tras la realización de una PCR, dio positivo. Ella misma informaba del contagio a través de las redes sociales. El alcalde, José Crespo, comentaba ayer que no se habían producido contactos estrechos con personal municipal u otros miembros de la corporación, por lo que no fue necesario que se confinase nadie.

Pérez Asorey se encontraba ayer bien, prácticamente sin ningún síntoma, y apuntaba que seguía trabajando desde casa, entre otras cosas, en la elaboración del presupuesto municipal para el año que viene. A este positivo se suman ya los anteriores de otros miembros del grupo de gobierno. En los últimos meses ya pasaron el coronavirus, el alcalde, José Crespo; la concejala de Cultura, Begoña Blanco, y el edil de parques, Nardo Seijas.

Falta de vacunas de la gripe

En el centro de salud de A Estrada fue obligado suspender citas de vacunación al inicio de la campaña. Tras el llamamiento de la población a vacunarse hubo una respuesta masiva que generó problemas de abastecimiento. Desde el Sergas se limitó entonces la vacunación a los mayores de 65 años y personas de riesgo. En el centro de salud de A Estrada fue preciso llamar a muchos pacientes sin riesgo ya citados para anular las citas. A día de hoy, solo se da vez para vacunarse a los pacientes de riesgo, dosificando las citas en función de las vacunas que van llegando al centro, para evitar cancelaciones por desabastecimiento.

En el centro de salud de Lalín ayer se apuntaba que no se estaban dando citas y se confirma que continuaba la carencia de vacunas de la gripe para menores de 65 años, algo que ocurre en otros centros de la zona. La situación lleva generando las quejas del BNG en la zona que se hace eco de las protestas de los vecinos por una falta de vacunas que se extiende también a las farmacias de la zona.

En el de Vila de Cruces y ante la previsión de que pudiera haber carencia se priorizó, dentro de la vacunación de los menores de 65 años, a aquellos con patologías de riesgo para intentar que estuviesen ya vacunados en previsión de que pudiera llegar a producirse una falta de suministro. En estos momentos, en este centro, también carecen de ellas.

En algunos ambulatorios se están aplazando las citas a la espera de que esta situación se corrija y se dan un poco más a largo plazo. El llamamiento del Sergas a la población para que se vacune propició una avalancha que acabó con los suministros.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La oposición apoya sin fisuras la movilización de la hostelería de Lalín